Menu

conspiranoia01

Conspiranoia Vol. 03

Vuelo MH370 Malaysia Airlines

 

Antonio Baños

 

En la última entrega de esta apasionante sección les hablábamos de Carlos Díaz Fernández, el Mel Gibson español que nos advirtió de la existencia de una guerra secreta entre España y la CIA que ya se había llevado por delante a Luis Aragonés y Manolo Escobar, asesinados por La Agencia para minar la moral nacional. Pues bien, un día después de colgar el artículo, las supuestas “Fuerzas Del Orden” detuvieron a Carlos Díaz por llamar a La Razón y ABC y decir que se habían puesto sendas bombas en dichos diarios. En otros tiempos, yo hubiese escrito que, viendo ambos diarios lo que son, el delito era advertir de las bombas, no ponerlas. Pero tal y como están las cosas por internet en temas de bromitas y de violencia, seguro que el Ministro Fernández Díaz me acusaría de apología del terrorismo y se me llevaría por delante. Así que borro el chiste anterior. El caso es que Díaz hizo decenas de llamadas advirtiendo de artefactos en muchos de los mejores monumentos españoles. ¿Un loco o un héroe?

 

El hecho cierto e incontrovertible es que, por hache o por be, Blisstopic lleva a los altares de la fama  moderna a Carlos Díaz Fernández y, mira tú por donde, en horas me lo encarcelan. ¿Casualidad? ¿Coincidencia? ¿Eficacia policial? ¿Demasiados interrogantes en una misma frase? El caso es que CDF está en la trena y la CIA tiene ahora carta blanca para seguir atentando contra españoles ilustres (por cierto, ¿A nadie le parece sospechoso que el detenido se llame Díaz Fernández y el ministro del interior Fernández Díaz? ¿Juego de espejos? ¿Mensaje satánico? ¿Padres españoles?)

 

conspiranoia02

 

¿Chinos bajo el agua?

Les advertía en el anterior post que me negaba a hablar del avión malayo hasta que caducase la caja negra. Ahora que los bips de la caja enmudecieron y las señales de los móviles se han extinguido, podemos, con el sosiego que da la catástrofe, reflexionar sobre lo pasado. Solo voy a apuntar, por ahora, algunas de las teorías más plausibles. Algunos de los principales sospechosos de este Cluedo aéreo infernal. 

 

Como todos ustedes saben, el vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció el pasado mes de marzo tras cambiar súbitamente su ruta que le llevaba a Pekín por otra orientada hacia un lugar indefinido del Océano Índico.

 

El caso, como todo lo realmente interesante, ha quedado sepultado por otras noticias irrelevantes como la final de la Champions y la imputación fiscal a Undargarín. Incluso un escritor australiano, Nigel Cawthorne, acaba de lanzar un libro dando una explicación “razonable” a la desaparición: el típico misil perdido en unas maniobras militares. ¡Ja! ¡Bien sabemos lo que ocultan esas explicaciones razonables! ¡La sinrazón illuminati!

 

Así que voy a plantearles una de las tesis más plausibles desde la ciencia conspiranoica. Como resumen por si les da pereza leer. Aquí la tesis de hoy resumida en plan para dummies...

 

 

Mejor explicado

El caso es que el avión viajaban 153 chinos. Hasta aquí todo normal. Hasta pocos parecen. Pero de entre este animado grupito oriental les pido que retengan estos cuatro nombres: Peidong Wang, Zhijun Chen, Zhihong Cheng y Li Ying. Los cuatro eran ingenieros de una compañía de semiconductores: Freescale Semiconductor. Y además, poseían cada uno el 20% de la patente de un chip prodigioso, el KL02. El resto de la patente la tenía la compañía Freescale de Austin, Texas, que pertenece a Blackstone que, a su vez pertenece a Jacob Rotschild. Miembro de una de las más ricas, siniestras y conspirafílicas familias del mundo. Así que, con la desaparición de los amigos Wang, Chen, Cheng y Ying el viejo Jacob se quedaba con el 100% del chip.

 

¿Y para qué sirve el KL02? Ni idea. Así que lo miro en el internet. Dice así: El funcionamiento del chip, denominado memoria de acceso aleatorio magnética (MRAM), se basa en principios magnéticos en lugar de eléctricos. Es decir un chip capaz de almacenar un porrón de información. Algo que se podría utilizar en tecnología RFID. Y eso, ¿vale como para derribar un avión?  Si seguimos a los seguidores de las conspiranoias bíblicas, la cosa está clarísima. El Apocalipsis profetiza que todos llevaremos implantados un chip. El KL02 es perfecto y, sabiendo que Rotchild está detrás de la aparición del Anticristo, blanco y en botella.

 

Aquí se resumen la tesis del chip apocalíptico.

 

 

Otra vía de la misma tesis, considera que el avión no fue derribado y que nuestros amigos chinos no están bajo el agua. El avión fue, hipnotizado. Es decir, tomaron su control, el Boeing 777 tiene un sistema de vuelo llamado SPW que se puede hackear y convertir el avión en un drone. Así que llevaron el aparato hasta la siempre misteriosa base americana en el Atolón de Diego García en mitad del nowhere. Allí, ves a saber qué hicieron con los chinos y con el supuesto prototipo de un nuevo chip que algunos aseguran que llevaban. Extrañamente y semanas después del asunto, dos marineros curtidos, Mark Daniel Kennedy, de 43 años, y Jeffrey Keith Reynolds, de 44, fueron encontrados muertos bajo circunstancias sospechosas. Esos marineros pertenecían a la tripulación del misterioso Maersk Alabama, un buque que suele llevar carga “reservada” y “misteriosa”.

 

El entrañable José Alfonso García nos explica con su particular llaneza las últimas pruebas de la tesis Diego García.

 

 

Y aquí es cuando el Canosa más roquero se hace un poco un lío y sigue insistiendo en su tesis del mes pasado de que el avión, en realidad, fue enviado a Marte por el Vaticano con colaboración extraterrestre. Eso sí, su decisión de ponerse la chupa sin nada debajo es de lo mejor que ha pasado en el conspiratrendy en los últimos tiempos.

 

 

Aunque, y sólo lo apunto por ahora, Es posible que el misterio esté en una serie de televisión.

 

 

¿Es posible que el mundo de "Lost" haya cobrado vida y los pasajeros del MH370 estén ahora persiguiendo un Oso Polar? ¿O que todo sea obra de un supervillano loco fan de la serie que ha querido montar su propia isla en plan reality? ¿En plan "Supervivientes" pero sin Chiqui y Rosa Benito?

 

Ahí  lo dejo, por ahora.

Antonio Baños

Periodista de oficio desde hace más de veinte años, ha cubierto acontecimientos singulares como los Juegos Paralímpicos de Barcelona, la campaña electoral de José Mari Aznar del 2000 y un campeonato de Scalextric en Igualada. Ha colaborado en radio, prensa y televisión, en medios como RNE, TV3, La Sexta, Ajoblanco, El Periódico, La Marea, Público, El Diario.es o Qué Leer. Ha publicado dos libros sobre economía en Libros del Lince: “La economía no existe” (2009) y “Posteconomía” (2012) y un trabajo muy lúcido sobre la independencia de Catalunya: “La rebel.lió catalana” (La Butxaca, 2013, edición catalán) que verá dentro de poco una edición en castellano. De él se podrán decir muchas cosas pero nadie podrá acusarlo de haber tenido éxito.