Menu

01

Conspiranoia Vol. 02

¿Dónde está el avión?

 

Antonio Baños

 

Supongo que los seguidores más fieles y veteranos de esta sección estaban convencidos de que esta edición de Conspiranoia estaría dedicada íntegramente al Avión Malayo y a las muchas teorías sobre su desaparición. Eso sería así si esta sección no estuviese llevada con mano de hierro por un auténtico "believer", un tipo que se toma la conspiración tan en serio como la realidad ordinaria.

 

Cualquier parvenu, cualquier pisaverde, amateur de la disciplina ya se hubiese lanzado a copiar blogs baratunos y tuiters de indocumentados. Pero no en mi caso. No con en mi sección. No en este Baqueira del periodismo que es Blisstopic. Y les voy a explicar por qué. No habrá realmente misterio y, con él, la puerta a las teorías conspirativas hasta que la caja negra deje de emitir señales y, ya de manera tecnológica, el avión se haya esfumado. Que un avión esté a tomar por el saco de su ruta no es competencia de la conspiranoia de primer nivel. Que nunca lo encuentren, sí.

 

Por lo tanto, la profesionalidad de Blisstopic (el New York Times de las revistas) nos exige a callar ahora para poder rajar más tarde.

 

02

 

EL TEMA DE VERDAD

El verdadero momento conspiranoico nos lo ha dado uno de los menos valorados personajes de la escena de la conspiranoia indie española. Me refiero, claro está a Carlos Díaz Fernández. La persona que consiguió colarse en un auténtico "Telediario" de La 1 mientras se emitía en directo para denunciar una serie de hechos inquietantes. Carlos ya había conseguido colar su mensaje en otro programa televisivo: "Más vale tarde" de La Sexta. Un magazine presentado por Mamen Mendizábal donde a veces acuden expertos de primerísimo nivel.

 

No han sido estas últimas acciones las únicas de Carlos Díaz. Consiguió desnudarse en la puerta de la clínica Quirón dónde se encontraba el Rey con unas motivaciones más que razonables:

 

 

También se desplazó hasta Bruselas para denunciar los hechos que lleva investigando ante las más altas instancias europeas aunque sin mucha fortuna

 

Fíjense cómo en el segundo 20 una sospechosa ráfaga de viento intenta desposeerle de su guión. ¿Quién sopla fuera de cuadro?

 

Nos enfrentamos pues a un auténtico veterano de la conspiración off-limits o conspiración extreme. Esta disciplina acoge a toda aquella gente que trabaja el ramo de la conspiración pero con sus propios medios y, a menudo, perseguidos sin tregua por los más oscuros e implacables poderes. Si hablamos de esta escena en España es obligado hacer referencia a Alberto Canosa, un auténtico mito que, por cierto lleva desarrollando una interesante teoría sobre el antedicho avión malayo y el Planeta Marte que ya tendremos tiempo de analizar.

 

Como Canosa, Carlos Díaz Fernández está perseguido e incluso envenenado ¿Por qué?

 

03

 

¿QUÉ SABE CDF?

Carlos Díaz es un sevillano que estudió unos años de ingeniería técnica electrónica aunque no acabó los estudios. Su pasión por las letras le ha llevado a escribir y autoeditar en internet tres libros. Hasta aquí  todo normal, un hombre emprendedor que se traduce a sí mismo al inglés, lengua que domina de manera muy española.

 

Pero  desde hace tres años, alguien empezó a seguir y perseguir a nuestro hombre. Carlos sabe y por eso lo acallan que existe una guerra secreta entre España y EE.UU. Una guerra de la que Carlos Díaz no puede decirnos ni los motivos ni el origen ni la finalidad. Es una guerra sorda, despiadada, sin prisioneros en la que España se está llevando una dolorosa peor parte. La CIA ha optado por minar las esencias españolas matando  aquellos referentes que cohesionan la nación. Como bien denuncia en "Más vale tarde", la CIA está detrás de la muerte, ni más ni menos, que de Luis Aragonés y Manolo Escobar. Oigan, oigan (desde 0:54).

 

 

Impactante.  No sabemos, porque Carlos Díaz no tiene acceso al CNI y sus acciones, a qué personajes americanos ha conseguido eliminar la fuerza española aunque está claro que la muerte reciente de Mickey Rooney no es ajena al combate.

 

En nuestras filas, el pobre y desarmado Carlos solo puede, impotente, contar las bajas. Como bien explica en su web, estas han sido las últimas muertes de nuestro bando:

 

04

 

14 de Diciembre 2013. Cuatro personas murieron al caer la furgoneta en la que viajaban al río en Les Lloses-Girona.

16 de Diciembre 2013. Murió la actriz Lolita Sevilla (en la foto) en Madrid.

18 de Diciembre 2013. Una mujer degolló hasta la muerte a otra en Rincón de la Victoria-Málaga.

21 de Diciembre 2013. Apareció la noticia de que habían robado 516 décimos de lotería en un instituto de enseñanza de Alcalá de Henares-Madrid.

21 de Diciembre 2013. Murió el bailarín y coreógrafo francés Alain Buffard en Francia.

24 de Diciembre 2013. Murió en Madrid el cantante Germán Coppini.

 

Pero hay más. Carlos Díaz asegura que el terrible accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela no fue un accidente. La CIA, una vez más nos golpeó en esta guerra secreta. Cito su testimonio sobre el Alvia publicado en su web: "Yo no tengo nada que ver con ello, ni tengo ninguna prueba, ni he conocido a los que lo hicieron, ni nadie me lo ha dicho de manera explícita. Pero como la CIA me lleva espiando, acosando y atacando físicamente desde mediados de Octubre del 2011 me han acostumbrado a sus métodos de comunicación a través de indirectas e insinuaciones múltiples”.

 

05

 

Y ustedes se preguntarán. ¿Cómo ha llegado Carlos Díaz Fernández a entender los mensajes secretos, “las insinuaciones” de la mortífera CIA? Ustedes, amigos lectores lo saben tan bien como yo: en carne propia. Con el método más viejo del mundo: “cherchez le famme” Carlos, implacable denunciador de esta guerra secreta España-EE.UU. cayó como suelen caer los hombres de verdad. Engañado por el eterno femenino en forma de china. Así lo explica en unas de sus múltiples cartas enviadas al gobierno Español:

 

"El 18 de Octubre del 2011 pagaron a una chica para que se acostara conmigo con la misión de contagiarme una infección –todavía sin diagnosticar– y de robarme los archivos de mi ordenador. Era una turista de un país oriental de 25 años, (sus datos personales) la cual se alojaba en (tal hostal). Cuando pasó el día siguiente conmigo e intentó robarme los archivos de mi ordenador no pudo".

 

"El fin de Semana del 4 al 7 de Noviembre fui a verla a París, y allí tomamos café. Un hombre se sentó justo detrás nuestra el cual parecía seguirnos. Por la actitud de ella allí y otros detalles, diría que llevaba un micrófono oculto".

 

"Desde que se fuera de Sevilla el 19 de Octubre hemos estado intercambiando emails, y me ha insinuado en varias ocasiones que le pagaron para acostarse conmigo".

 

"Desde el 14 de Diciembre del 2011 sufro acoso en las calles adyacentes de mi piso. Al menos son siete hombres de aspecto extranjero".

 

Está clarísimo. Un clásico de la aproximación y neutralización. ¿Quién hubiese rechazado la fruta oriental?¿ quién puede zafarse de la vigilancia de la CIA? ¡Pero, ojo! Que la CIA no siempre es tan lasciva: “Desde el 7 de Enero del 2012 hay droga mezclada en mi comida, bebidas, en el agua del grifo y de la ducha en mi piso durante las 24 horas del día”.

 

Ya lo saben. España está librando una guerra sin cuartel con los Yankis que ya se ha llevado por delante hasta al inmenso Manolo Escobar. Carlos Díaz está, desesperamente, intentando despertar a los españoles para que se unan al combate. Liza Minelli, Eminem, Michael J. Fox… temblad. El día que los poderes españoles den crédito a Carlos Díaz la derrota puede cambiar de orilla. ¿Tontería? ¿Frikismo? Es posible. Pero sea lo que sea es ya demasiado tarde para Luis Aragonés, el inventor del tiki-taka.

Antonio Baños

Periodista de oficio desde hace más de veinte años, ha cubierto acontecimientos singulares como los Juegos Paralímpicos de Barcelona, la campaña electoral de José Mari Aznar del 2000 y un campeonato de Scalextric en Igualada. Ha colaborado en radio, prensa y televisión, en medios como RNE, TV3, La Sexta, Ajoblanco, El Periódico, La Marea, Público, El Diario.es o Qué Leer. Ha publicado dos libros sobre economía en Libros del Lince: “La economía no existe” (2009) y “Posteconomía” (2012) y un trabajo muy lúcido sobre la independencia de Catalunya: “La rebel.lió catalana” (La Butxaca, 2013, edición catalán) que verá dentro de poco una edición en castellano. De él se podrán decir muchas cosas pero nadie podrá acusarlo de haber tenido éxito.