Menu

01

Raspberry Pi & Arduino

Less is more

 

Rafa Giménez

 

¿De verdad necesitas dejarte medio sueldo en un nuevo móvil? ¿O sueldo y medio en un portátil  ligero como una pluma que luego posiblemente no sacarás de casa? Si eres lo suficientemente fuerte como para resistir la presión casi asfixiante del consumismo tecnológico tenemos buenas noticias para ti: Raspberry Pi y Arduino.

 

Y es que estos dos pequeñines son, seguramente, lo mejor que le ha pasado a la electrónica en muchos años. La idea es tan sencilla como incontestable: procesadores, placas y componentes de bajísimo coste, código abierto y prestaciones más que competentes para llevar el progreso tecnológico a todos lados. A todos.

 

Una auténtica trinchera tecnológica que no apunta al crecimiento enloquecido, sino al decrecimiento controlado. Lejos de diseños ultra-molones inspirados en tostadoras alemanas de los 70, en las antípodas del Amoled, el SuperAmoled y el UltraAmoled. RaspberryPi y Arduino suponen un refrescante back to the roots  que,  más allá de su planteamiento inicial como herramienta de inclusión social, está consiguiendo un verdadero impacto popular que llega ya a los 2 millones de unidades vendidas.

 

02

 

50 €. Sí sí, cincuenta. Por lo que cuesta un ratón con manzana tienes un ordenador Raspberry Pi (no te confundas, pese a su aspecto encantadoramente minimalista es un señor ordenador). En 45 gramos y 8,5 x 5,3 cm, HDMI, USB, procesador de 1GHZ y RAM más que suficiente para hacer casi casi todo lo que puedas hacer habitualmente con un ordenador. O, aún mejor, para sacar el hacker doméstico que llevas dentro, comprar alguno de los kits Arduino (a partir de 79 €) y convertir tu casa en un pequeño paraíso domótico gracias a los miles de tutoriales que las entusiastas comunidades ha esparcido por la red para empezar una (pequeña) revolución. 

Rafa Giménez

Después de probar con el macramé, el ping pong y la lectura de textos sufistas, hace ya muchos años que Rafa Giménez encontró en los ordenadores y las maquinitas de todo pelaje ese círculo de amigos que el mundo parecía negarle. La no demasiado sana pasión por el software, los procesadores y las pantallas que ha desarrollado desde entonces seguramente no ha ayudado demasiado a su sociabilidad ni a su éxito con las mujeres, pero sí  le ha llevado a rincones de Internet donde se ven cosas que vosotros no creeríais. Habla bajito y vive feliz en su habitación con su soldador y su conejo robot, y afirma con seguridad que “All your base are belong to us”.

 

rafa@blisstopic.com

Más en esta categoría: « Bitcoins Mapas, mapas, mapas »