Menu

bliss00

Hackea a tus hijos

Cómo convertir a tus niños en geeks… y disfrutar con ello

 

Rafa Giménez

 

Padres y madres del mundo, tenemos una misión. Convertir a vuestra querida descendencia en auténticos ninjas de la programación y la electrónica es, ahora sí, poco menos que una obligación. Y es que pese a que son ya dos generaciones las que han crecido rodeadas de pantallas, son todavía muy muy pocos los que de verdad saben cómo funcionan las máquinas y cómo pueden llegar a liarla sin apenas inversión ni esfuerzo. Evitar que aún otra generación de jóvenes se conviertan en meros picateclas está en nuestras manos.

 

La buena noticia es que conseguirlo va a ser fácil y divertido para todos, mayores y pequeños hooligans. Los días de las aburridas fórmulas sin contexto y de las teorías sin práctica se han ido y no volverán. En la era de los makers y de la  Internet of Things las cosas se aprenden trasteando, experimentando, jugando, resolviendo problemas concretos, y, sobretodo, divirtiéndose.

 

No vas a tener excusa. La oferta de tecnologías para acercar a los niños a la programación, la electrónica y la robótica es a día de hoy auténticamente de traca. Sin presiones ni agobios, con apenas 3 o 4 años los niños pueden empezar a familiarizarse con los conceptos básicos de la programación gracias a juegos como Kodable o Hopscotch. Casi sin quererlo,  tu pequeño geek aprenderá a analizar un problema y a definir secuencias de comandos (o sea, a programar) mientras juega a guiar unos monstruitos peludos fuera de un laberinto.  Los más mayores pueden saltar directamente a tecnologías más potentes pero igualmente amigables, como Scratch o AppInventor. Ambos les permitirán desarrollar programas, juegos y aplicaciones móviles que funcionan de verdad desde entornos visuales adaptados a la chavalada.

 

De manera parecida, la electrónica y la robótica también son ahora cosa de niños. Los más pequeñines pueden empezar en la robótica con BeeBot, una abejita robot que resuelve retos de orientación gracias a las instrucciones que le dan los niños, y la fantástica serie Lego WeDo, la antesala natural a los tremendos Lego Mindstorms. La oferta de electrónica educativa no es menos atractiva. Valgan como ejemplo LittleBits y sus piezas conectables, los kits específicos de Arduino para niños, como Kiduino, o las placas de Makey Makey, con las que podrás convertir peras, manzanas y mandarinas en interfaces con tu ordenador.

 

Son tan sólo algunos nombres de toda una constelación de juguetes DIY a los que ni tú ni tus hijos podréis resistiros. Por el bien de todos, que la revolución empiece por tu casa. 

 

bliss01 

Rafa Giménez

Después de probar con el macramé, el ping pong y la lectura de textos sufistas, hace ya muchos años que Rafa Giménez encontró en los ordenadores y las maquinitas de todo pelaje ese círculo de amigos que el mundo parecía negarle. La no demasiado sana pasión por el software, los procesadores y las pantallas que ha desarrollado desde entonces seguramente no ha ayudado demasiado a su sociabilidad ni a su éxito con las mujeres, pero sí  le ha llevado a rincones de Internet donde se ven cosas que vosotros no creeríais. Habla bajito y vive feliz en su habitación con su soldador y su conejo robot, y afirma con seguridad que “All your base are belong to us”.

 

rafa@blisstopic.com

Más en esta categoría: « El lado oscuro del Big Data Sónar +D »