Menu

Photoxpress3489827

Música y neurociencia

Sonidos para hackear tu cerebro

 

Rafa Giménez

 

En la vida hay dos tipos de personas: las que necesitan silencio para concentrarse y las que, por el contrario, acompañan con música todas y cada una de sus actividades. Si tienes la desgracia de pertenecer al primer grupo te agradará saber que ya no tienes excusa para seguir en la burbuja: la neurociencia ha venido en tu ayuda.

 

En marcha desde el año 2012, Focus@Will es el primer servicio de streaming musical basado en la neurociencia. Así como suena. Eso quiere decir que escuchar las playlists de música instrumental (uptempo, cinematic, acoustic, ambient…) de Focus@Will no sólo no te distraerá, sino que te ayudará a concentrarte y ser más productivo. La clave está en conectar directamente con el sistema límbico del cerebro a partir de la correcta combinación del tempo, la clave, la duración y la intensidad de los temas. El resultado, según dicen, está asegurado: tu ventana de concentración, que habitualmente está entre los 20 y 30 minutos, se alargará hasta unos muy considerables 100 minutos.

 

Si el ligero tufillo Zen del tema te echa para atrás, echa un vistazo a las alternativas que, a partir de premisas parecidas, nos ofrece la red. Get WorkDone Music es un servicio con muchas menos aspiraciones que Focus@Will (ni rastro de proclamas científicas aquí) pero con el mismo objetivo: maximizar tu concentración y tu productividad gracias a la música. En este caso, playlists de electronica instrumental servida en streaming infinito desde Soundcloud.

 

Pero aún hay más. Para los freaks de Starbucks, Coffitivity es una simpática variación de la idea que reproduce el sonido de fondo una cafeteria como herramienta de concentración. Simple y cuidada, la aplicación incluso te permite escoger qué tipo de ambiente quieres que te acompañe en tus procesos creativos: la de una cafetería de Universidad, la de la hora del desayuno, la de la comida…  Una versión más extrema para los amantes del drone son los múltiples servicios de ruido blanco que existen en Internet, como Simply Noise o White Noise Player .

 

A partir de ahí, las variaciones son casi infinitas. Hay servicios y playlists diseñados para tareas específicas (como los fantásticos mixes de Music for Programming), hay combinaciones de diferentes servicios (un playlist de música cinemática de Focus@Will sobre el fondo de una cafetería a media tarde) y hay proyectos todavía más innovadores y locos, como los que cada año se presentan en el imprescindible Music Hack Day.  Abre tus oídos y prepárate para acelerar tu mente. 

 

focus-at-will-625x1000

Rafa Giménez

Después de probar con el macramé, el ping pong y la lectura de textos sufistas, hace ya muchos años que Rafa Giménez encontró en los ordenadores y las maquinitas de todo pelaje ese círculo de amigos que el mundo parecía negarle. La no demasiado sana pasión por el software, los procesadores y las pantallas que ha desarrollado desde entonces seguramente no ha ayudado demasiado a su sociabilidad ni a su éxito con las mujeres, pero sí  le ha llevado a rincones de Internet donde se ven cosas que vosotros no creeríais. Habla bajito y vive feliz en su habitación con su soldador y su conejo robot, y afirma con seguridad que “All your base are belong to us”.

 

rafa@blisstopic.com