Menu

blisslab01

Grindr, Tinder, Pure, Done… 

Aquí te geolocalizo, aquí te mato

 

Rafa Giménez

 

Que los móviles sirven para muchas, muchas más cosas de las que puedas imaginar es algo que resulta obvio cuando te sumerges en el océano casi infinito de las stores de las diferentes plataformas. El más de millón de aplicaciones activas del App Store de iOS o de la Google Play Store dan para mucho y de lo más variopinto. Y, como no podia ser de otra manera habiendo humanos de por medio, también para el sexo. Específicamente, para el sexo on the fly.

 

Y es que en la era de los smartphones el cruising está a apenas dos clicks de distancia. Pese a que algunas intentan esconder su verdadero propósito bajo el pretexto de la amistad y las relaciones sociales, no hay ninguna duda respecto a lo que las aplicaciones de casual dating ofrecen en realidad: usar las tecnologías móviles para conseguir tema fácil y rápido.

 

Así, la sencilla combinación de apetito sexual, desinhibición online y sensores GPS ha dado pie a un buen número de aplicaciones que convierten el intercambio de fluidos con desconocidos en un juego sobre el mapa. Pongamos que soy Alice, que estoy de viaje en Copenhague y que tengo ganas de mambo. Con la simple ayuda de mi smartphone, sólo tendré que geoposicionarme en el mapa, echar un vistazo a las muchas personas cercanas que se encuentran en la misma situación (o sea, calientes), escoger a mi Bob para esta noche y, si ambos aceptamos, establecer contacto. Easy as f**k.

 

La oferta es amplia y variada. La campeona, sin lugar a dudas, es Grindr. Dirigida básicamente al público gay y activa desde hace ya 4 años, Grindr está en plena forma, y sus cifras son realmente de aúpa: más de 4 millones de usuarios por todo el mundo (300 mil, por ejemplo, solo en Londres), 1 millón de ellos que se conectan diariamente y actividad en lugares tan aparentemente poco gay-friendly como Irán, Iraq o Kazajistán.

 

La versión hetero de Grindr es Tinder. Un auténtico hit ahora mismo en Estados Unidos e Inglaterra y, por lo que cuentan las crónicas, también en las Olimpiadas de Sochi. Bastante lógico, ya que además de las grandes ciudades, los eventos para jóvenes y de perfil internacional son el territorio natural para este tipo de aplicaciones (¿alguien dijo Primavera Sound, Sónar?).

 

blisslab02

 

Pero aún hay más. Pure va un poco más allá, y muestra sus cartas boca arriba: es una aplicación para personas que quieren sexo aquí y ahora. Down (antes Bang With Friends) le da una vuelta interesante al concepto al restringir las búsquedas a tu red de contactos en Facebook. Ese colega de tu prima que siempre te ha hecho gracia, esa antigua compañera de clase… todos tus amigos y los amigos de tus amigos están a tiro.

 

La lista sigue y sigue con clones mayor o menor conseguidos. Por opciones no quedará así que, si no tienes plan para esta noche quizás deberías empezar a echar mano a tu smartphone.

Comentarios
Rafa Giménez

Después de probar con el macramé, el ping pong y la lectura de textos sufistas, hace ya muchos años que Rafa Giménez encontró en los ordenadores y las maquinitas de todo pelaje ese círculo de amigos que el mundo parecía negarle. La no demasiado sana pasión por el software, los procesadores y las pantallas que ha desarrollado desde entonces seguramente no ha ayudado demasiado a su sociabilidad ni a su éxito con las mujeres, pero sí  le ha llevado a rincones de Internet donde se ven cosas que vosotros no creeríais. Habla bajito y vive feliz en su habitación con su soldador y su conejo robot, y afirma con seguridad que “All your base are belong to us”.

 

rafa@blisstopic.com