Menu

brigmtontocadiscosbtc402

Tranquilidad (dicen)

Tranquilidad, insisto

 

Gloria González

 

Supongamos que nadie tiene tiempo de leer este texto que yo ahora mismo no tengo tiempo de escribir. Es probable: con la cantidad de cosas súper interesantes que hay por descubrir por todas partes, considerando las múltiples obligaciones morales, deportivas y emocionales de esta vida nuestra de cada día, ¿a quién le sobra tiempo para interesarse por la música copyleft? Y ¿por qué tendríamos que hacerles un hueco a artistas que ni se toman la molestia de proteger sus presuntas obras como artistas normales?

 

01

 

A ver, que si no tuviéramos nada mejor que hacer, pues igual, pero teniendo en cuenta que tenemos sólo dos manos y dos orejas, hay que proceder con un mínimo de criterio. Sí, si estuviéramos tranquilamente sentados en una silla plegable en mitad del campo, entre simpáticos insectos en vías de extinción y niños disfrazados de detectives galácticos que comparten con nosotros su merienda, quizá podríamos adentrarnos en una discusión sobre si estamos a favor o en contra del mini álbum Circle of life, del italiano Liquid Frames, disponible en Phonocake. Yo diría, por ejemplo, que hay aquí ritmos elegantes como saltamontes digitales; alguien apuntaría después que son más bien como plantas con cables en vez de tallos, y nos perderíamos felices entre rimas y metáforas neo-orgánicas toda la tarde.

 

02

 

Pero no. No. La realidad es bien distinta. La realidad nos obliga a ser exigentes y prestar atención ante todo a obras y artistas que nos conste de antemano que merecen un poquito de nuestro precioso tiempo. Han de ser los mejores. Preferiblemente famosos, ricos, aclamados por la crítica o injustamente ignorados por las masas de alguna manera manifiesta y acreditada. Lo que sea, siempre y cuando no sean desconocidos sin más, encima de algún país lejano y distribuidos por gente sin ánimo de lucro, o sin ánimo en general. El netlabel japonés Sense, cuyo eslogan es ‘hola, mundo’, publica ahora el recopilatorio Sense V.A. 04, con varias propuestas de electrónica sin pretensiones ni fisuras. Y nos encantaría estar ahí, pero no podemos.

 

03

 

Es imposible, aunque queramos, estar a la vez ahí y en Otoginomori, sello que publica su quinto recopilatorio, también repleto de no-famosos nipones amantes de la electrónica. El disco se llama Aldebaran y riza el rizo de nuestra disponibilidad empática.

 

05

 

Es inviable, impracticable, utópico en cualquier caso estar ahí y simultáneamente de paseo con Madoka Ogitani, con quien se está genial. Su mini-álbum Take a walk, ofrecido por Labèl Netlabel, es como si una baqueta de xilófono te diera golpecitos en el hombro para que te gires y poder preguntarte, mirándote a los ojos: ¿adónde vas? Y ¿por qué vas a algún lugar? ¿No ves que hace ratos que ha llegado la hora de quitarse los zapatos y ponerse a dar saltitos entre las margaritas? Sí, en este estado de metafísica primaveral se entra escuchando sus cinco plácidos temas. Se entra y no se sale nunca más, a menos que una tenga que marcharse.

 

04

 

Ykymr, de Tokyo,ha titulado su entrega para MimiGreen hour has come!” y todo apunta a que con la referencia a lo verde no estaba intentando hacernos llegar ningún mensaje a favor del medio ambiente, sino simplemente invitarnos a ir con él al parque. Un parque curioso, de todas formas: hay pájaros que giran dibujando hipnóticos círculos, músicos callejeros de folklores inventados, jóvenes enamorados tumbados escuchando la radio(heads) y drones de juguete que parece que van a atacarlos a todos en cualquier momento. Volveremos pronto.         

 

06

 

Inspirar, expirar, observar. Hacerlo todo más lentamente todavía. Una de las composiciones del Geometric EPde Pen Parker, excelente EP de electrónica sinuosa, distribuido por Picpack,se llama “Do not rush”. Es decir, no corras. Espera. Respira, suspira. Siente cómo pesa tu cuerpo y fíjate en cómo se hunde poco a poco en un mar de ritmos cristalinos, que ahogan tus penas una a una, o la explotan como burbujas. No tengas prisa: una gran idea que, desde este texto que no tengo tiempo de escribir, pero que total nadie tiene tiempo de leer, debemos subrayar.

 

07

 

Y así, ligeros, sin estrés, atemporales casi, podremos pasarnos por Kahvi, donde Sebastien Marchal presenta Goldfish: diez temas de electrónica flotante que ahora levita, ahora rebota, y relaja para ratos. 

 

Gloria González

Cuando estudió periodismo suspendió una asignatura por entrevistar (mal) a Roc Jiménez de Cisneros del grupo experimental EVOL. Nacida en Barcelona, lleva una vida viviendo fuera, desde donde ha colaborado con los e-zines Popchild (en castellano) y Brdf y Matamore (en francés). Se unió a Go Mag muy pronto y en el 2004 se inventó ahí la columna MP3, después bautizada Netlabels, una sección pionera sobre música distribuida con licencias alternativas, tema sobre el que también ha escrito para Phlow.es. En 2006 ganó un premio nacional al Mejor Blog Inclasificable con Una Huevera Al Día, sobre las hueveras de su madre. Doctora en Derecho, experta en privacidad, es miembro del Law, Science, Technology & Society Research Group de la Vrije Universiteit Brussel.