Menu

1

Superdisponibles

Historias de amor y netaudio

 

Gloria González

 

Un nombre de la defensa de la libertad, del amor al arte, de la pasión por la geografía o de nada en particular, artistas de todo género y condición distribuyen alegremente sus creaciones desde los rincones más inesperados del planeta. Sin embargo, sólo los mejores han logrado acceder a este ecléctico repaso de la actualidad de la música libre (llámenla música copyleft, o netaudio), en el que se entrecruzan, aunque sin arrejuntarse, piratas, cinéfilos, pingüinos y mariachis.

Hay gente que opta por distribuir su propia música bajo licencias alternativas por razones de lo más variopintas. Rolemusic, por ejemplo, dice que apuesta por la música libre porque en inglés free rima tanto con libertad de expresión como con cerveza gratis. Desde algún lugar desconocido del sur de España publica “The pirate and the dancer” (en Enough Records), siete temas que narran el feliz encuentro entre un pirata naufrago y una bailarina caribeña a ritmo de pop de computadora vintage, con ramalazos de merengue, bachata y mucho zumo tropical a base de concentrado. La cosa acaba estupendamente, de fiesta virtual en una playa falsa llena de cangrejos cuyo corazones hacen bip-bip fuerte.

 

2

 

Muy de verdad son los paisajes que ha recorrido el dúo chileno Lluvia Ácida  para componer “Insula in albis” (para Pueblo Nuevo), una exploración sonora y geográfica de un pedazo de Antártica, a saber, la isla Rey Jorge. Entre grabaciones de campo (y de agua y de hielo) y electrónica frígida, no sólo evocan brillantemente la alternancia entre efervescencia y desolación de aquel trocito del planeta, sino que además nos invitan a reflexionar sobre la tierra en la que vivimos todos, sobre la humanidad como concepto y sobre el hecho de ser (o no ser) pingüino. Interesante.

 

3

 

El italiano Fucksia no lo ve todo rosa, pero sí como reducido. A un pequeño cine le dedica el impactante (o, mejor dicho, el acariciante) “Il piccolo cinema di Beseno” (publicado por Yo! Netlabel, un mini-álbum de electrónica naif prematuramente melancólica, como una pequeña pantalla que suspira soñando que cuando sea grande proyectará películas sobre los héroes de la indietronica de Berlín e Islandia, sobre inmensos glaciares y locas fiestas trendy. Deliciosamente expresivo, se pega a las orejas y se incrusta en cualquier cicatriz emocional abierta.

 

5

 

Gomas, cepillos de dientes, una regla de madera y en general cualquier cosa que ande por ahí suelta y pueda samplearse es lo que le atrae a Weerthof, artista holandés con muchas afinidades con los amantes de la música concreta más modernos, que ha compuesto para Esc. Rec. “Out of control” . Muy rítmico y sólo pelín abstracto, se supone que vendría a ser la banda sonora de una obra de teatro sobre una chica que se escapa de la vida cotidiana sacudiendo cosas. O algo parecido, creo.


Sin sentido, pero con mucho estilo, el brasileño Eu & Outras Pessoas practica un lo-fi flotante sin igual. Su “Noite quente” (para Kimuso) documenta lo que podría ser una lánguida tarde de verano que se alargó demasiado, transformándose en una noche febril en la que amables fantasmas decidieron improvisar con instrumentos de juguete y rebotar sobre sus propias cadenas. Un disco excelente y adictivo, que brilla por su intrigante opacidad.

 

4

 

También fluido, pero más animado, por no decir casi histérico en el sentido de nerviosamente obsesionado con los años 80, el californiano Guardia presenta el magnífico “Imprints” en The Waveform Generator: a saber, diez temas de hip-hop prehistórico cruzado con todo tipo de retro-sonidos desfasados que resplandecen en las tinieblas cual gorra verde fosforito y destaca por su contundencia.  

 

6

 

El recopilatorio “Roncheras” se lleva la palma en casi todo lo demás. Bueno, se lleva la palma, el cactus y el sombrero mexicano. Firmada por Amalgamated Futureless Artists (A.F.A.), la obra se aproxima a las rancheras a través de la estética 8 bit, inventa el genéro maria-chi-p-tune, realiza una breve incursión por Logroño sin que nadie explique por qué y revoluciona por el camino hasta las bigotes más repeinados. No se pierdan la estupenda “El éxito” de Van Delay (a saber, el dibujante de tebeos Pablo Alcázar, que también firma por otro lado un entretenido larga duración de instrumentales elásticos y movedizos, “Phasium” ) y “Brian de Palma”, de Nestor +3, canción que además de bonita también es pedagógica. Los A.F.A. piden sólo un poquito de amor a cambio, expresado de cualquier manera, y sería una pena ignorarlos un minuto más.

Gloria González

Cuando estudió periodismo suspendió una asignatura por entrevistar (mal) a Roc Jiménez de Cisneros del grupo experimental EVOL. Nacida en Barcelona, lleva una vida viviendo fuera, desde donde ha colaborado con los e-zines Popchild (en castellano) y Brdf y Matamore (en francés). Se unió a Go Mag muy pronto y en el 2004 se inventó ahí la columna MP3, después bautizada Netlabels, una sección pionera sobre música distribuida con licencias alternativas, tema sobre el que también ha escrito para Phlow.es. En 2006 ganó un premio nacional al Mejor Blog Inclasificable con Una Huevera Al Día, sobre las hueveras de su madre. Doctora en Derecho, experta en privacidad, es miembro del Law, Science, Technology & Society Research Group de la Vrije Universiteit Brussel.

Más en esta categoría: Sin fuentes pero muy fuerte »