Menu

Chris Cornell

Mis (nuestros) siete momentos

 

Milo J Krmpotic'

 

Foto Jose Irún

 

El carismático vocalista de Soundgarden, Temple of The Dog y Audioslave, mito de la escena grunge de Seattle de principios de los noventa, Chris Cornell ha fallecido “repentina e inesperadamente” (según palabras de su representante) a los 52 años de edad, dejando a gran parte de la comunidad del rock’n’roll norteamericano huérfana. Nuestro socio y colaborador Milo J. Krmpotic’, gran fan de Soundgarden, recuerda siete momentos claves en su relación sentimental con Cornell, una estrella que se ha ido demasiado pronto. En Blisstopic cubrimos su último concierto en el Suite Festival el pasado 21 de abril de 2016 en el Gran Teatre del Liceu, puedes leer la crónica del concierto por Anabel Vélez aquí. (Update: se confirma que la muerte de Cornell ha sido un suicidio según la autopsia del artista)

 

7) Verano de 1992… el Vicente Calderón habrá aguantado hasta anteayer, pero hace veinticinco años su supuesta aluminosis provocó la suspensión de uno de los mejores carteles de la historia del hard-rock: Faith No More/Soundgarden/Guns n’Roses. La noticia me pilló ya en Madrid, pero al menos llegué a ver a Nirvana, que visitó la capital dos días antes.

 

 

6) Algún momento de 1995… le pongo a mi tío-consejero musical algunos temas de Soundgarden y su respuesta es “eso ya lo hizo Black Sabbath y mejor”. Y sin embargo…

 

 

5) Denver, invierno de 1994… la gracia que me hizo encontrármelo en el “Singles” de Cameron Crowe mientras miraba la cinta VHS que acababa de alquilar en un Blockbuster.

 

 

4) Cualquier televisor de la casa materna que sintonizara el programa de Los 40 Principales en Canal Plus durante el verano del citado 1994: “Black Hole Sun” en particular (y “Superunknown” en general) me parecieron demasiado accesibles, su popularidad no ayudó precisamente a mejorar esa impresión, y sin embargo… 

 

 

3) Cine Icaria de Barcelona, allá por 2004… el momento coyote de “Collateral” mientras suena el “Shadow of the Sun” de Audioslave.

 

 

2) Algún momento de 1992… en plena fiebre Grunge, me hago con el cassette de Temple of The Dog y, dentro de la sentida maravilla, me derrito sencillamente con el encuentro entre Cornell y Eddie Vedder que alumbra “Hunger Strike”.

 

 

1) Algún momento de 1992 (bis): son tiempos de hallazgo, de compartir y absorber referentes en el patio del colegio, en las casas de los amigos. Yo venía de esgrimir el vídeo de “Alive”, que había visto en una emisión de medianoche del programa “Metrópolis”. Por su parte, Pedro fue el primero en hacerse con una cinta de “Badmotorfinger” (y de Jane’s Addiction, y de tantos otros). Y no es que comience mal, en absoluto, pero es llegar al cuarto tema, “Jesus Christ Pose”, y… y ya no hay sin embargo que valga.

 

Comentarios
Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com