Menu

 

Y no queremos despedir este 2016 sin la lista de mejores discos nacionales que, al contrario que el año internacional, sí que hemos tenido varios problemas para meter 40 títulos definitivos entre tantos LPs extraordinarios que se han publicado este año. Pero creemos que nos ha quedado una lista bastante equilibrada. Muchas gracias a todos los colaboradores y socios de Blisstopic que han votado en esta lista como Javier Burgueño, Albert Fernández, Manu González, Milo J. Krmpotic’, Half Nelson, Vidal Romero, Beto Vidal, Jordi Vidal, Toni Castarnado, Anabel Vélez, Marc García, Sandra S. Lopera, Pau Navarro, Lidia Noguerol, Sergi de Diego y Tariq Porter.

 

Puedes ver los diferentes discos de la lista haciendo click encima de los números de aquí abajo.

 

 

Y no queremos despedir este 2016 sin la lista de mejores discos nacionales que, al contrario que el año internacional, sí que hemos tenido varios problemas para meter 40 títulos definitivos entre tantos LPs extraordinarios que se han publicado este año. Pero creemos que nos ha quedado una lista bastante equilibrada. Muchas gracias a todos los colaboradores y socios de Blisstopic que han votado en esta lista como Javier Burgueño, Albert Fernández, Manu González, Milo J. Krmpotic’, Half Nelson, Vidal Romero, Beto Vidal, Jordi Vidal, Toni Castarnado, Anabel Vélez, Marc García, Sandra S. Lopera, Pau Navarro, Lidia Noguerol, Sergi de Diego y Tariq Porter.

 

Puedes ver los diferentes discos de la lista haciendo click encima de los números de aquí abajo.

 

40-21

40 Schwarz “Nación subterránea” Goecia-Verlag System

 

 

39 Remate “Cabello de ángel, tocino de cielo” (Relámpago)

 

 

38 Futuro Terror “Su nombre real es otro” (BCore)

 

 

37 Mourn “Ha, Ha, He!” (Captured Tracks)

 

 

36 Aries “Audieu or die” (La Castanya)

 

 

35 Little Cobras “Fire Monkey” (Cliford)

 

 

34 El Último Vecino “Voces” (Canadá)

 

 

33 Tortel “Transparente” (M Records)

 

 

32 Juventud Juché “Movimientos” (La Castanya)

 

 

31 Delorean “Muzik” (Phlex)

 

 

30 Xebi SF “Tibidabo” (Satélite K)

 

 

29 Extraperlo “Chill Aquí” (Canadá)

 

 

28 Bad Mongos “Shoot the Bullett” (BCore)

 

 

27 Pylar “Pyedra” (Knockturne)

 

 

26 Barbott “Curves” (La Cúpula Music)

 

 

25 Biscuit “Biscuit” (La Castanya)

 

24 Guerrera “Guerrera” (Matapadre)

 

 

23 El Ser Humano “3” (Luscinia)

 

 

22 All La Glory “Everybody’s breaking everybody’s heart” (Happy Place)

 

 

21 Doble Pletina “Así es como escapó” (Jabalina)

 

 

 

20-11

 

20

Begun

Amma

BCore

 

 

 

 

19

Cello + Laptop

Transient accidents

Fluid Audio

 

 

 

18

Univers

Límit Constant

Famèlic

 

 

 

 

17

Kase.O

El círculo

BOA

 

 

 

16

Maika Makovski

Chinook Wind

Warner

 

 

 

15

Isasa

Los días

La Castanya

 

<

 

 

14

Soledad Vélez

Dance and Hunt

Subtrefuge

 

 

 

13

Undo

Disconnect

Factor City

 

 

 

12

bRUNNA/Wooky

Archives

Lapsus

 

 

 

 

11

The New Raemon + McEnroe

Lluvia y truenos

Subterfuge

 

 

10

 

10

Viva Belgrado

Ulises

Aloud

 

“Ulises” mantiene las señas de identidad de la banda: esa mezcla tan propia e inconfundible de post-rock, hardcore y screamo que esta vez suena más cruda, directa y contundente sin que las guitarras post-rock hagan perdido ni belleza ni nitidez. En su odisea particular, el cuarteto ha acabado de afianzar su sonido afilando sus aristas sin renunciar ni a la intensidad ni a la emoción. Tampoco han renunciado a explorar otros territorios sonoros como el hip hop –aunque los resultados son mucho mejores cuando chillan. Ahí está esa cima del griterío angst que es “Erida”– y introducen algún modesto devaneo electrónico. Lidia Noguerol

 

 

9

 

09

It’s Not Not

Fool the Wise

BCore

 

 

Post-punk, post-hardcore melódico, indie rock, melodías pop y coros pegadizos, todos estos estilos y elementos están perfectamente ensamblados gracias al diálogo entre el bajo y la batería interrumpido por lo mejor del disco, una guitarra nítida, a veces afilada, que rasga las canciones  y que pasa de primer plano a segundo, como quién cambia las luces del coche de cortas a largas para iluminar aquello que no se ve para secundar a la voz. Y es que en “Fool the Wise” hay muchos detalles para descubrir. Seguro que será un disco que contará con vuestra bendición y obtendrá rápidamente vuestra devoción. Lidia Noguerol

 

 

8

 

08

Holögrama

Gemini

Foehn

 

El debut de los andaluces Holögrama en Foehn confirma y supera las grandes expectativas que generó “Waves” (Trouble In Mind, 2014). A medio camino entre el krautrock y el pop psicodélico y narcotizado, los cinco temas de “Gemini” muestran un proyecto consolidado que desborda sus referentes a base de riffs de guitarra y teclado de esencia circular, pero también gracias la habilidad de su líder, Cráneo Prisma, para las melodías, apartado donde destaca la misteriosa y ambiental “Interlude”, seis minutos de armonías venidas de otra época. Half Nelson

 

 

7

 

07

Sorry Kate

Haven Food

Foehn

 

Valió la pena esperar. Sorry Kate tardaron dos años en terminar su debut. “Haven Hood” fue grabado en un dormitorio y eso se nota por sus ambientes cálidos e intimistas. Pero el disco también tiene momentos coloristas, tropicales y bailables, toques tribales, samplers raros y ritmos negros. Sorry Kate han creado un collage sonoro repleto de detalles que evocan estados que van desde la duermevela a la ensoñación, recortando lo que más les gusta del folk, el hip hop, el R&B y el pop experimental. Lidia Noguerol

 

 

6

 

06

Cuzo

Ensalada Ovni

Underground Legends/Cosmic Tentacles

 

 

Aunque como pasa con los libros, a los discos tampoco los deberíamos juzgar por su portada, la de “Ensalada Ovni”, así se llama lo nuevo de los barceloneses, tiene una estética muy diferente a las anteriores y ya nos avisa del cambio de rumbo del grupo, que desde que entraron en órbita siempre han seguido una trayectoria ascendiente impulsada por la aventura y  las ganas de explorar territorios desconocidos de la mano de la improvisación y la música instrumental. Es así como poco a poco y sin hacer ruido, como en “La invasión de los ultracuerpos”, la discografía de Cuzo va trazando una estela lisérgica  a la que no le faltan ni el sentimiento ni la experimentación ni una curiosidad musical inagotable. Lidia Noguerol

 

 

5

 

05

El Petit de Cal Eril

La Força

Bankrobber

 

 

Cuando pensábamos que El Petit de Cal Eril no podía llevar más allá su propuesta tras descubrirnos cada vez nuevas cartas y experimentar en base a lo que ya había hecho antes, ahora se descuelga con un disco de folk sosegado y misterioso. Un bonito paisaje y ambientes que evocan a la naturaleza, a una paz siempre bienvenida y saludable. Su cuarto álbum funciona como un bloque que te lleva hasta un universo en el que todo es posible, donde nada estorba y todo fluye. Toni Castarnado

 

 

4

 

04

Lidia Damunt

Telepatía

Tormina

 

Con“Telepatía”, Lidia Damunt continuar trabajando la voz sin renunciar a esa manera de cantar hacía adentro tan suya, conseguir un sonido más limpio, fustigar con latigazos eléctricos las canciones semi-acústicas y combinar acertadamente los momentos de tensión con los de sosiego. En la guitarra se notan cambios, como punteos, quizás propiciados por la gira que Damunt hizo con Clara Collantes para presentar “Gramola” y los “dueling guitars” que se marcaron. También ha buscado nuevas colaboraciones como las de Teresa Iturrioz y Hugo Sierra.  Pero aún habiendo tomado esta dirección, Lidia Damunt va a oír muchas veces como la comparan con Julieta Venegas, a quién ya versionó. Lidia Noguerol

 

 

3

 

03

Cala Vento

Cala Vento

BCore

 

No nos ha sorprendido que el primer producto del joven dueto Cala Vento haya sido una de les revelaciones del año. Cada vez son más los fieles de la simplicidad del pop empoderado de esta formación batería-guitarra. Este 10 pistas fue lanzado bajo paraguas de BCore el pasado mes de febrero y la verdad es que no podría haber sido de otra manera. Sus certeros temas cargados de vibrante energía encajan a la perfección dentro del catálogo del sello catalán. Ahora bien, “Cala Vento” no debe ser encasillado solamente como un disco de pelea. Joan y Aleix destacan por un tratamiento melódico exquisito, especialmente bueno en las frecuencias graves cierto, pero que es capaz de dejar siempre un detalle técnico en cada rincón. Además, sus letras repletas de cotidianeidad y normalidad permiten al oyente sentirse suyos todos los temas. Dos instrumentos bien avenidos, letras sin ínfulas ni pretensiones y despegue muy alto como resultado. Cala Vento es una de nuestras opciones preferidas de este año que estamos a punto de dejar atrás. Para el próximo, en enero, ya hay anunciado un nuevo lanzamiento. Pau Navarro

 

 

2

 

02

David Cordero

El rumor del oleaje

Home Normal

 

Seis años después de haber terminado con Úrsula, y tras haberse embarcado en un puñado de proyectos compartidos, David Cordero enfrenta su carrera en solitario con uno de sus discos más personales y abiertamente ambientales. Un disco construido alrededor del sonido de varias playas vascas y gaditanas; de ese murmullo que producen las olas, que a veces es plácido y a veces violento, pero que siempre crea un ritmo propio, con cualidades al borde de lo mágico. Un material sobre el que Cordero añade drones y esbozos melódicos, descargas de efectos y algunos instrumentos acústicos, para luego ir desdibujando bordes y texturas en un juego de espejos con el que ya no queda claro dónde termina la ola y dónde comienza la orilla. Mágico. Vidal Romero

 

 

1

 

01

Joana Serrat

Cross the Verge

El Segell del Primavera / Loose Music

 

 

Existen muchas formas de alejarse de la realidad; “Cross the verge” es una de ellas. Todo amanece en “Lonely Heart Reverb”, donde una mano que ya no es inocente nos invita a dar un paseo por parajes oníricos. En los primeros acordes de su regreso, Joana Serrat nos sitúa en una ensoñación, nos pide que crucemos un océano de anhelos y re-descubramos junto a ella un lugar de sombras, desiertos y ecos infinitos. Allí donde en “Dear Great Canyon” escuchábamos una voz más desnuda y primeros planos de versos, encontramos ahora fraseos que se sumergen en la parte instrumental para crear una malla absorbente, una bóveda que te deja ver el cielo pero te retiene en un espacio de sueño.

 

“Cross the verge” camina entre la narcosis onírica y el exorcismo optimista, en un disco que funciona a dos niveles sonoros: una densa maraña de arreglos sutiles y oscuridad ambiental sobre la que de alguna manera se desenvuelven la acústica y la voz. Y no es una mala idea. En un primer momento, parece que esa hipnótica “Lonely Heart Reverb”, o el gentil trote de "Saskatoon (Break of a down)" quieran dejarnos a solas con el subconsciente, pero el juego de líneas rítmicas te mantiene a flote. Poco a poco, Joana nos urge a seguirle el paso.

 

Atravesado el primer tramo del disco, encontramos pasajes como “Desert Valley”, que empieza a enseñar las garras, con pedal steels surcando el cielo y acordes de eléctrica crepitando en el aire. Después, los dulces compases de “Lover” aparecen para desacelerar un poco el pulso. Una declaración envolvente gracias al lamento de una armónica con reverberaciones que nos llegan como caricias hasta una cresta final erizada y emocionante. Siguiendo esa línea de confesiones susurradas, “Oh, Winter Come” hace planear una súplica que vuelve a reivindicar los estados latentes con unos coros celestiales y punteos candorosos. Entonces, cuando estás segura de que te aguarda un remanso de paz, Joana Serrat te lanza por los aires aire con el desafío de “Tug of war” y ya no hay marcha atrás, estás a tope. Y aquí, en el pico de “Cross of the verge”, sobre un estribillo imbatible, una se acuerda de que quien manda es ella.

 

En este nuevo álbum, Serrat repite la fórmula que tan buen resultado le dio en “Dear Great Canyon”, contando de nuevo con el productor Howard Bilerman y la colaboración de los músicos Gavin Gardiner y su siempre fiel hermano, Toni Serrat, a la batería. Con su labor, Bilerman ha contribuido a elaborar un disco con una circulación perfecta . Se entra con suavidad, luego sacude y acabas sucumbiendo a un abandono exquisito. La esencia de “Cross the verge” es la valiosa suma de un trabajo instrumental impecable, una producción definida y las ideas de una chica que ama lo que hace. Joana Serrat ha creado un espacio sonoro donde se siente como en casa. Y, como buena anfitriona, consigue que nos sintamos a gusto allí donde nos lleve.

 

Además, Serrat ha encontrado complicidad en las voces del sin par Neil Halstead (Slowdive, Mojave 3), que proyecta un reflejo grave y roto de su voz en la sencilla y coreable “Cloudy Heart”, y de Ryan Boldt (The Deep Dark Woods), en ese relato de marcha orgullosa llamado “Black Lake”. La navegación errante cobra su acento más folk en los últimos compases del álbum, donde "Solitary road" nos recoge y "Cross the verge" nos vuelve a sacudir, antes de que las nieblas de "Your gold could be mine" hagan desaparecer el paisaje y lo conviertan en recuerdo. Aitana Colina & Albert Fernández

 

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com