Menu

google1

III Workshop Music+

¿Soluciones o alternativas?

Manu González

 

La pregunta del título no es baladí en todo este asunto. ¿Son las muchas y diversas propuestas de negocio digital una solución o una alternativa a la larga crisis del negocio musical? Las conclusiones a las que este redactor llegó en la tercera workshop de Music+ es que la solución digital es la auténtica alternativa porque el paciente está muerto y ya no quedan soluciones para él.

Siento ponerme tan fúnebre… pero tampoco era mi intención. ¿A ver cómo lo vuelvo a explicar? La “GRAN” industria musical es un gigante a punto de fallecer (al que le están siguiendo el cine y el libro). Eso no significa que la música esté muerta. Todo lo contrario. Como muy bien apuntaba el ponente de Google Luis Collado, “ahora se escucha más música que nunca”. Y es cierto, las posibilidades del usuario de poder llegar a la música son mucho más sencillas (cosa que nos recordaron todos los ponentes de este tercer Worshop Music). Simplemente hay que trabajar en soluciones para poder conseguir retribuir el trabajo del músico.

Music+ es una iniciativa de Sónar+D y Google+ con el con el objetivo de inspirar, mostrar y enseñar a los profesionales de la industria musical todas las opciones que Internet y la tecnología les pueden ofrecer para desarrollar y generar negocio. Bajo esta premisa se organizaba el pasado 18 de octubre en el fantástico (y un poco gélido y vacío, porqué no decirlo) edificio Medita Tic, joya del ayuntamiento de Barcelona para su nuevo barrio Distrito 22@ (en la parte superior del siempre cálido y amable Poble Nou), la tercera convocatoria de los Workshop Music+ bajo el subtítulo de la “Monetización digital de la Industria de la Música” con las charlas “Crowdfunding: una oportunidad para el negocio musical” por Borja Prieto de My Major Company, “Google Play: comercializa tu música en la red” por Luis Collado, Strategic Partner de Google y “Tecnología, música y branded content” de Roberto Carreras de Muwon.

google5

Algunas verdades sobre el Crowdfunding
El primer ponente de la mañana era el siempre simpático Borja Prieto, viejo conocido que aparte de haber trabajado en sitios como Universal Music o MySpace tiene un maravilloso programa de radio con Pepo Márquez en Gladys Plameras llamado “
Está Pasando”. Borja evitó hablar de su “libro” (en este caso, la empresa de crowdfunding que dirige: My Major Company) para comenzar haciéndonos una clase práctica del crowdfunding dentro del negocio musical que, la verdad, fue muy esclarecedora para mí.

Borja habló siempre de alternativa, nunca de solución y en su powerpoint se apuntaron algunas cosas muy realistas: como la situación actual de la industria discográfica (panorama agitado, estancamiento industrial, falta de confianza y falta de inversión). Fue muy claro sobre lo que es el crowdfunding musical: una alternativa para que los artistas sean financiados por sus fans y poder arrastrar a más gente gracias al feedback que esa masa de gente van a generar en redes sociales y medios. Pero, sobre todo, expuso que el crowdfunding es trabajo duro: no se basa en colgar la propuesta y esperar los beneficios. Hay que trabajar la propuesta día a día, los incentivos y, sobre todo, inspirar a tu base de fans.

Su simpatía y su clara exposición se ganó el aplauso del público y le perdonamos que no parará de repetir una y otra vez la palabra “chaladura”.


google5

Google Play, ese gigante
Luis Collado fue de menos a más. Se equivocó al plantear su discurso, más encarado a un público no entendido, cosa que la gran mayoría de la sala Ciburium del Media Tic no éramos, con ejemplos sobre los cambios de gustos del consumidor gracias a los avances de la tecnología. Y aunque abusara de la palabra “nube” (ese gran invento de Google para hacernos olvidar a la acertada y muy esclarecedora palabra “red”), se pudo sacar auténticas gemas de su discurso.

Como que actualmente existe un público que ya no entiende que “soporte” (CD, disco, etc) y “contenido” (un álbum creado exclusivamente para ese soporte) sean la misma cosa. Actualmente el usuario no está ligado a reproducir un CD que haya facturado un sello discográfico, por ejemplo, sino que puede escuchar algunas partes de ese CD o sólo un tema con su dispositivo móvil desde cualquier parte del mundo, personalizar sus listas de preferencias y descargarlas desde cualquier dispositivo con conexión a internet. Evidentemente, estas declaraciones para melómanos del formato como un servidor provocaron que me arañara el brazo de puro horror… pero hasta yo últimamente prefiero escuchar musical al azar en plataformas como Deezer antes que ponerme un disco entero de algún artista.

Collado vino a presentar la gran competidoras de iTunes, Google Play. Que aparte de ser la tienda de Android, es el gran contenedor y reproductor cultural de Google interconectado con todas las redes sociales (sobre todo, con Google +, claro). Personalmente, pienso que le haría falta un reproductor que se pudiera instalar en ordenadores y tablets (como iTunes) para ser perfecto, pero conociendo a los de Google seguro que le ponen solución pronto.



google5

Música = Marca
La tercera y última charla del día fue la menos inspiradora para mí. Aunque tuviera que abandonarla en su tramo final por culpa de otros asuntos de trabajo y perderme el epílogo, todo el enfoque del director de Muwon, Roberto Carreras, estaba en contra de toda mi concepción de la música.

Carreras venía a hablarnos del branded contet, esa forma de publicidad en la que no sabemos que parte es anuncio puro y duro y que parte es entretenimiento, pero su charla repleta de eslóganes comerciales hizo que desconectará en más de una ocasión. Hay gente que se siente atraída por estos discursos comerciales de motivación, pero yo suelo aburrirme de buen principio. Además, esa concepción de que todo es vendible es mentira. Sólo lo más mainstream es vendible. Meta usted un tema de Balago en un concurso de Coca Cola y verá de lo que estoy hablando. Como mezclar agua y aceite.

Ser parte de la empresa que puso en marcha el “Plan B” de Carlos Jean con Ballantines tampoco hizo provocar mis simpatías (más bien, todo lo contrario). También brilló por su ausencia la palabra “criterio musical” mientras estuve allí. Aunque alguna buena reflexión pude rescatar de su discurso. Como que actualmente mucho público no entiende la música como un formato sino como un servicio. Lamentablemente es así, estamos perdiendo “musiquillas”, como se definía Borja Prieto, y la música se está convirtiendo cada vez más para el nuevo público en un gran servicio de radio alojado en una gran red (o nube) virtual que se puede reproducir en cualquier parte del mundo a cualquier hora del día.


google5

Conclusiones
Me fui del Workshop Music+ con un renovado respeto por el crowdfunding y el interés de saber qué más cosas va a trabajar Google con la industria musical. Pero también me fui con la convicción de que las propuestas minoritarias, extremas o experimentales lo tendrán cada vez más complicado (por no decir negro) para que alguien en esta nueva industria musical digital los apoye. Gracias a Dios que tenemos a los netlabels, vamos a cuidarlos.

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com