Menu

10 de 10 del Sónar 2014

Lo imperdible

10-sonar

Diez colaboradores de Blisstopic os recomendamos diez artistas que no debéis perderos en esta nueva edición del Festival Sónar 2014, en una lista poderosa que, junto al repaso de los showccases de Antònia Folguera ayer y las entrevistas que estamos publicando estos días, forman nuestro gran y exclusivo fresco sobre todo lo bueno que podrás encontrar en el Sónar 2014. Como bien dice Half Nelson por aquí abajo: "Lo bueno del Sónar es que es más fácil decidir diez artistas que no vas a poder ver que (sólo) diez artistas que no te quieres perder". Pero si no puedes verlo todo, imposible, siempre está muy bien acercarse a algunas de las propuestas que Gloria González, Albert Fernández, Manu González, Víctor Cañameras, Beto Vidal, Vidal Romero, Half Nelson, Vanessa Pellisa, Brais Suárez y Javier Burgueño han seleccionan para ti. Aunque claro, nada mejor que un paseo exhaustivo por la web del festival es su sección de actuaciones, aquí, para resolver todas las dudas.

 

10 de 10 del Sónar 2014

Lo imperdible

10-sonar

Diez colaboradores de Blisstopic os recomendamos diez artistas que no debéis perderos en esta nueva edición del Festival Sónar 2014, en una lista poderosa que, junto al repaso de los showccases de Antònia Folguera ayer y las entrevistas que estamos publicando estos días, forman nuestro gran y exclusivo fresco sobre todo lo bueno que podrás encontrar en el Sónar 2014. Como bien dice Half Nelson por aquí abajo: "Lo bueno del Sónar es que es más fácil decidir diez artistas que no vas a poder ver que (sólo) diez artistas que no te quieres perder". Pero si no puedes verlo todo, imposible, siempre está muy bien acercarse a algunas de las propuestas que Gloria González, Albert Fernández, Manu González, Víctor Cañameras, Beto Vidal, Vidal Romero, Half Nelson, Vanessa Pellisa, Brais Suárez y Javier Burgueño han seleccionan para ti. Aunque claro, nada mejor que un paseo exhaustivo por la web del festival es su sección de actuaciones, aquí, para resolver todas las dudas.

 

Javier Burgueño

Javier Burgueño

 

Javier

 

Neneh Cherry with RocketNumberNine

Todd Terje

Jon Hopkins

Matmos

FM Belfast

Nils Frahm

Laurel Halo

Balago

Roll The Dice

BFlecha

 

Con la agenda llena de marcas y alguna que otra colisión entre escenarios toca hacer adelgazar el listado de actuaciones imperdibles de este Sónar 2014 que está a punto de empezar hasta que solamente queden diez, ardua tarea la de concretar tanto. En mi caso es casi obligatorio disfrutar, después de su impresionante colaboración con The Thing hace dos años, del regreso en solitario de Neneh Cherry (en la foto). La curiosidad sin duda me llevará a comprobar cómo se comportan en directo algunos de los protagonistas de las primeras listas anuales de Blisstopic: BFlecha, Balago y Jon Hopkins. Tras el buen sabor de boca que dejaron esta primavera tras su paso por el MUTEK de Barcelona imprescindible estar al pie del cañón en los conciertos de Nils Frahm y Laurel Halo. Matmos son una apuesta segura y no habría que dejarlos escapar, al igual que a Roll the Dice, que van en camino de convertirse en algo muy grande, si es que no lo son ya. Todd Terje obligatorio, porque también hay que bailar, no solo de grupos sesudos vive el hombre. Y puestos a bailar, también habrá que hacerlo con el pop electrónico de los islandeses FM Belfast.

Víctor Cañameras

Víctor Cañameras

 

Victor

 

Caribou

Clipping

Dâm-Funk

Daniel Miller

Despacio (James Murphy + 2 Many Djs)

Downliners Sekt

Lykke Li

Nils Frahm

Plastikman – Objekt

Todd Terje

 

Aunque se edité esa misma semana su esperadísimo nuevo álbum el live de Plastikman y su “EX” se me antoja imprescindible habida cuenta del mimo con el que rodea sus producciones, más aún tras su paso por el Guggenheim de NYC. Y si hablamos de grandes despliegues no faltaría a alguna de las tres citas con ese DESPACIO (en la foto) con el soundsystem más espectacular jamás escuchado y con selectores de la clase de James Murphy y los hermanos Dewaele. Además la 21 edición del festival nos ofrecerá la puesta en largo de dos de los discos más destacados de la temporada: Todd Terje y su “It’s Album Time” y Lykke Li y su “I Never Learn”.

 

La cuota de black music estaría en manos del synth-funk de Dâm-Funk y el hip hop abstracto de Clipping, mientras que para nombres contrastados con posibilidad nula de error me quedo con dos cuyo interés por trasladar la electrónica al ámbito orgánico les sitúa un peldaño por encima y hacen que cada nuevo show sea diferente. Me refiero a Caribou (menudo temazo el nuevo) y Nils Frahm. Tiene que ser interesante saber que lleva en la maleta (o en el laptop) el fundador de Mute Daniel Miller y por último y para escoger una entre las muchísimas muestras de calidad patria, me quedaría con unos Downliners Sekt que no tienen nada que envidiarle a algunas de las propuestas foráneas del festival.

Albert Fernández

Albert Fernández

 

Albert

 

Neneh Cherry with RocketNumberNine

Todd Terje

Territoire

Forest Swords

Röyksopp & Robyn

Lykke Li

Chris And Cosey

Pick A Piper

Jessy Lanza

 

Sobra decir que la constelación de  nombres del Sónar es soberbia y, por momentos inabarcable, porque uno desearía estar en más escenarios a la vez de lo que nuestra corporeidad nos permite. Y se hace innecesario también subrayar la relevancia de algunos de los nombres más importantes del cartel de este año, con jefes como Nils Frahm, que esperemos nos epate con su “Spaces” en directo, más nombres reputadísimos y en algún caso habituales, caso de los James Holden, Richie Hawtin, Moderat, y otros que regresan a las tablas bajo un halo de aceptación general y triunfo pre-claro, como es el caso de Neneh Cherry, Chris & Cosey (en la foto), Caribou, Massive Attack o las sesiones de James Murphy, 2ManyDjs, … Pero este año, además, apetece ver propuestas nuevas y más ligeras para variar, como esa niñita nórdica , o Pick a Piper, el proyecto alternativo del batería de Caribou. Si a esto le sumamos un Todd Terje en plena forma, los himnos de Lykke Li, la plástica simbiosis de Robyn con Röyksopp, el poderío abrumador de Forest Swords y Territoire, y lo rematamos con el formidable debut de Jessy Lanza, podríamos decir que las fuerzas, luces y ánimos quedan más que compensados para este Sónar 2014.

Manu González

Manu González

 

Manu

 

Plastikman – Objekt

Todd Terje

Roll The Dice

Daito Manabe

Nils Frahm

Rudimental

Oren Ambarchi with Sinfonietta Cracovia

Despacio (James Murphy + 2 Many Djs)

Ben Frost

James Holden

 

Como muy bien dice Beto Vidal por aquí al lado, esta edición del Sónar tiene nombre propio: Richie Hawtin, Plastikman y su espectáculo Objekt. Una oportunidad única para todos de poder ver la presentación de “Ex” en directo tal y como fue creada para el Guggenheim, ese enorme obelisco de luces LEDs brillando en el SonarVillage el jueves por la tarde-noche. Pero para un servidor es el año de Todd Terje, que vendrá otra vez al festival de música electrónica, está vez en solitario, a presentar su “It’s album time”, uno de los trabajos más bailables del año. A la hora de bailar, también podremos comprobar si el hype británico de Rudimental se mantiene en directo (su terreno natural, nos cuentan) o disfrutar unas horas de la colección de discos con sabor añejo de James Murphy y los 2 Many DJs en la sesión Despacio (con capacidad para 1000 personas sólo).

 

Pero yo hace años que no vengo al Sónar a bailar y prefiero deleitarme con otras propuestas sonoras más arriesgadas que cada año nos propone el festival. Como ese espectáculo audiovisual con drones de Daito Manabe (uno de los nombres de esta edición, con presencia estelar en el siempre creciente Sónar +D), la neoclásica de Nils Frahm, el malrollismo cinemático del último trabajo de Roll The Dice, el ruido infernal de Ben Frost o los drones ambientales de Oren Ambarchi con la Sinfonietta de Cracovia. Entre el baile y la contemplación, en tierra de nadie, se sitúa James Holden (en la foto), que estará en el Sónar 2014 presentando “The inheritors”, uno de los discos más especiales, extraños y hermosos que se han publicado en la historia reciente del techno.

Brais Suárez

Brais Suárez

 

brais

 

Plastikman – Objekt

Trentemøller

Massive Attack

Gesaffelstein

Pretty Lights

Boys Noize

Caribou

Moderat

Nisennenmondai

Loco Dice

 

Dado que el espacio, el tiempo y el peculio no se ponen nunca de acuerdo en mi favor, esta es la lista de los 10 conciertos que más rabia me dará perderme en el Sónar 2014, una edición que me gusta especialmente por cómo da toques de luz a un cartel bastante oscuro.

 

Haría cuadrar el espacio y el tiempo por empezar a lo mainstream con Trentemøller y Massive Attack. Ya valen la entrada por sí solos; sobre todo si es la primera vez que los ves. Seguiría con Nisennenmondai, más por comprobar si el color negro impenetrable de la portada de “N” (2013) es igual de siniestro en directo, aunque no me importaría escuchar alguno de esos primigenios y coloridos motivos de “Rockon”. Al contrario, vería a Gesaffelstein con la esperanza de que tocaran todas y cada una de las canciones que hacen a la noche más noche desde 2006, por mucho que “Aleph” sea suficiente pretexto para olvidarse de todo lo demás. Luego están, claro, Moderat, que a poco que recuperen su disco homónimo de 2009 conseguirán meterme el miedo en el cuerpo y alisar el camino hacia Plastikman, en cuya música me enterraría vivo durante los tres días y las tres noches que dura el Sónar, como en un hoyo bien sellado y aislado de la intemperie; solo espero que la presentación de “Ex” no permita filtraciones en ese sepulcro. Tampoco me perdería a Loco Dice, por sorprenderme tanto como la primera vez que lo vi en directo, y a continuación iría de cabeza a por Pretty Lights para tomarme un respiro de buenrollismo antes de sucumbir a la estroboscopia de Boys Noize. Luego, a modo de amanecer redentor, Caribou. Y si todos estos deseos pudieran hacerse realidad, acabaría otra vez con el sepelio de Plastikman para toda la muerte post-Sonar.

Half Nelson

Half Nelson

 

half

 

Koreless

T. Williams

BFlecha

Mwëslee

Pau Roca

Balago

Ailizzz

Territoire

Kresy

DJ2D2

 

Lo bueno del Sónar es que es más fácil decidir diez artistas que no vas a poder ver que (sólo) diez artistas que no te quieres perder. Es obvio que los nombres consagrados como Massive Attack, Richie Hawtin / Plastikman o Caribou (que presenta nuevo disco, amén de un b2b con James Holden) son imprescindibles y no necesitan recomendación, pero la chicha del Sónar está en las cosas que, prácticamente, sólo puedes ver en el Sónar. Desde DESPACIO (el nuevo delirio de James Murphy: un potentísimo soundsystem para pinchar vinilos durante seis horas cada día) hasta las jóvenes promesas británicas Koreless (protegido de Jamie XX), T. Williams (la enésima mutación de la bass music) y el mocoso Happa, se necesitarán superpoderes para abarcar lo mucho bueno de esta sonada edición que, además, contará con una nutrida representación de una escena local que ve eclosionar a toda una generación que ha crecido en buena parte gracias a las enseñanzas adquiridas edición tras edición: desde la consagración pop de la gallega BFlecha hasta el siempre seguro pulso hip-hop de DJ2D2 pasando por los contrastados sets de Mwëslee, Pau Roca, el garage desatado del asturiano Kresy, el ambient en progresión de Balago (en la foto), los hits de Alizzz y las incómodas bandas sonoras del parisino-madrileño Territoire.

Vanessa Pellisa

Vanessa Pellisa

 

banessa

 

Chic feat Nile Rodgers

Neneh Cherry with RocketNumberNine

Fourt Tet

Ben Frost

Throwing Snow

Caribou

Todd Terje

Massive Attack

Matmos

Laurel Halo

 

Me han pedido que haga algo que jamás hecho en Sónar, que es mirarme el cartel antes de asistir al festival. Por favor, no quisiera que entendieran mi comentario como una boutade de arrogancia. Nada más lejos de la realidad. Por supuesto que le echo un vistazo al cartel, aunque lo cierto es que lo uso como diccionario más que como mapa. Por razones, podría decir, profesionales (o de adscripción profesional, más bien) Sónar es el único festival musical al que asisto única y puramente como público: es decir, no tengo que hacer nada, que no sea pasear, escuchar, apuntar y intentar comprender en apenas 30 minutos qué clase de artista tengo delante.

 

Es, sin lugar a dudas, mi festival favorito y lo vivo cada año como una experiencia enriquecedora y verdaderamente única. Paseo, escucho. He descubierto grandes discos y propuestas asombrosamente afines a mí, música que me he llevado a casa, dando vueltas y parándome aquí y allá. He vivido momentos esplendorosos, de auténtica comunión musical, a las siete de la tarde, envuelta en paredes blancas.


Total, que quizás debería escribir esta columna a posteriori, después de pasar por el show de Throwing Snow.



Pero no me dejan.

 

Pues, avanzo algunas paradas:


Tengo graves problemas con Chic pero no me perdería este show por nada del mundo.  Llevo días discutiendo con amigos sobre el trabajo de Neneh Cherry... Estaré en la primera fila. Tengo un crush con Four Tet que roza lo políticamente correcto. Mi crush con Four Tet me hace perder perfil. Es un enamoramiento medieval –de vasallaje absoluto–. Ben Frost, por supuesto, porque cuando le tengo el punto cogido, lo borra y en su lugar dibuja un rinoceronte. ¿Qué haces con Ben Frost? Nada, vas a verle. Y a Caribou, porque es exuberante y esplendoroso y va a brillar porque él mismo espera este concierto más que yo y todos nosotros.

Vidal Romero

Vidal Romero

 

Vidal

 

Oren Ambarchi with Sinfonietta Cracovia

Despacio (James Murphy + 2 Many Djs)

Chris & Cosey

Neneh Cherry with RocketNumberNine

Ben Frost

Roll The Dice

Territoire

Pina

James Holden

Nils Frahm

 

Una de las cosas que convierten al Sónar en un festival único es que está dispuesto a prestar su músculo (y hablamos de un festival que tiene mucho músculo) para sacar adelante experimentos y propuestas atípicas; para dar forma a conciertos y espectáculos que, por su complejidad técnica o por lo costoso de su producción, serían inviables en el circuito habitual de salas. Es el caso de “Knots”, un montaje que hará coincidir sobre el escenario al guitarrista Oren Ambarchi y a la Sinfonietta de Cracovia, dirigida por Eyvind Kang: más de veinte músicos enzarzados en un diálogo único entre drones, electricidad estática y caricia acústica. El otro gran proyecto de esta edición no está centrado en una propuesta artística sino en la aceptación de una realidad, la de que el mejor sitio para escuchar música electrónica es entre las cuatro paredes de un club. Despacio es exactamente eso: un club dentro del Sónar Día; un espacio de aforo reducido en el que el protagonismo se lo arrogan siete torres de altavoces y amplificadores de la casa McIntosh, con más de 50.000 vatios de potencia, colocadas en círculo. Un océano de sonido en el que dejarse flotar, y en el que la música la pondrán James Murphy y los dos miembros de 2 Many Djs, pinchando estrictamente con vinilos.

 

Otro de los puntos fuertes del Sónar es su apuesta por recuperar a viejas leyendas de la cosa electrónica. Este año el menú es abundante (por ahí andan Chic y Daniel Miller, por ejemplo), pero este servidor se queda con Chris & Cosey, pioneros de lo industrial y del mal rollo, y con Neneh Cherry with RocketNumberNine, una pionera del trip hop, que con sus dos últimos discos ha demostrado una sorprendente capacidad de reinvención. Hablando de mal rollo, esta edición del festival también es prolija en propuestas que hacen de la tensión y la oscuridad bandera. Y yo, claro, se las recomiendo a manos llenas: cualquiera que haya visto alguna vez a Ben Frost en directo ya sabrá que da miedo, y si encima llega arropado por un disco tan brutal como “Aurora” (14), todavía más. Lo mismo sucede con Roll The Dice (en la foto), que con el inminente “Until silence” (14) han firmado uno de los mejores discos del año; una epopeya claustrofóbica, que tiene la guerra como telón de fondo, y que llega acompañado de un nuevo espectáculo en directo que (adivinen) se estrena en el Sónar. Y para que no me acusen de mirar exclusivamente hacia fuera, añado aquí dos propuestas nacionales: Territoire, que tienen uno de los mejores y más salvajes directos que se pueden ver en España ahora mismo, y Pina, un tipo de esos que aprovechan el volumen para lanzar ritmos y bajos de esos que se escuchan antes con el estómago que con las orejas.

 

Y para terminar, dos clásicos modernos, que quedaron en tercer y cuarto lugar entre los mejores discos internacionales de 2013 para esta santa casa. Por un lado James Holden, que según cuentan magnifica el contenido del inabarcable “The inheritors” (13) cuando sube sus cacharros a un escenario; y por otro lado Nils Frahm, que tras la publicación de “Spaces” (13), precisamente un disco grabado en directo, se encuentra en el momento más dulce de su carrera. Me dejo muchas otras cosas en el tintero (Todd Terje, Dj Harvey, Jon Hopkins, Caribou, Ron Morelli, Theo Parrish, Recondite, Downliners Sekt… la lista sería muy larga), pero es lo que sucede siempre con el Sónar, que quedarse con sólo diez artistas es prácticamente imposible.

Beto Vidal

Beto Vidal

 

Beto

 

Plastikman - Objekt

Nisennenmondai

Ben Frost

Oneohtrix Point Never

Caribou

Todd Terje

Audion

James Holden

Jessy Lanza

Territorie 

 

No hay Sónar sin Richie Hawtin, una máxima que acabo de inventarme, aunque poca razón le falte. Pero si viene disfrazado de su mejor alter ego, Plastikman (en la foto), la cosa se pone más que interesante. Máxime si presenta su nuevo álbum (sigh) dentro de un show audiovisual único a nivel mundial y con un obelisco LED muy ciencia ficción. Para un servidor, el highlight del festival sin discusión. Otro que presenta material, Caribou, es de obligado visionado también. Si nos quedamos con la copla audiovisual, no hay que pasar por alto el show que ofrecerá Audion, con la parte visual a cargo de los artífices del espectáculo ISAM de Amon Tobin. El puntito de malrrollismo siempre ha de estar presente en Sónar, este año a cargo por ejemplo del kraut opresivo de Nisennenmondai, del neoclasicismo oscuro del siempre genial Ben Frost o bien del cinemático experimento sonoro de Olivier Arson, Territorie. Cuando el sol se esconda, siempre nos quedará las incontables horas de baile con los maestros James Holden y Daphni (mano a mano histórico) o con el live del maestro Todd Terje presentando su recién LP de debut. 

Gloria González

Gloria González

 

Gloria

 

Débruit & Alsarah

Nils Frahm

Daito Manabe

Matmos

Oren Ambarchi with Sinfonietta Cracovia

Tarek Atoui

Recondite

Love Cult

Roll The Dice

Laurel Halo

 

Débruit & Alsarah el jueves por la tarde: electrónica fresquita e influencias sudanesas, ideal para abrir la mente. Después, ir corriendo hacia Nils Frahm y cerrar los ojos mientras su piano flota, fino y sentimental. Inspirar, expirar y no pensar en que te estás perdiendo a Daito Manabe (en la foto), japonés que ahora está presentando en otro sitio un espectáculo con proyecciones sobre cosas que se mueven y personas-pantallas. Concentrarse en que el viernes hay que ir a Matmos, los reyes de la música concreta moderna, aunque antes hay que ver a Oren Ambarchi interpretando una de sus piezas más contundentes (“Knots”) y muy a pesar de que precisamente entonces Tarek Atoui estará dándolo todo entre sonidos de electrónica hackeada. Por la noche, no perderse a Recondite, que no rima con escondite pero sirve para perderse por el bosque (digital). El sábado, acudir a la liturgia ruidosa de Love Cult,más música panorámica con Roll The Dice y luego, sobre todo, a decirle hola a Laurel Halo. O buenas noches.

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com