Menu

D’A 2016

Ponerse las botas en primavera

 

Tariq Porter

 

 

Este año, sexta edición del D’A, Festival Internacional de Cinema d’Autor de Barcelona, aterriza en la ciudad condal una brigada de propuestas muy estimulantes. Más allá de la autoría célebre y consolidada, que también, el cartel 2016 es una impudorosa incitación a la carne desconocida y a la lívido cinematográfica. Así, nombres como Hong Sang-Soo, Alexandr Sokurov, Sharunas Bartas (a quien va dedicada la retrospectiva de este año), Arnaud Desplechin, Terence Davies, Isaki Lacuesta, Guy Maddin, Brillante Mendoza, Garrel padre y Garrel hijo o el recientemente desaparecido Andrej Zulawsky conviven con una selección especialmente sexy de cineastas remotos a nuestras carteleras. Aquí van algunas de las producciones más prometedoras (y menos conocidas) para ponerse las botas en primavera.

 

 

DEMON

Esta película polaca que pudimos ver en Sitges 2015 y cuyo director, Marcin Wrona, falleció prematuramente en circunstancias peculiares, tiene muchas gracias. Resumiendo, su fortaleza rae en su habilidad por trenzar tonos sin acabar enredada, jugando con el humor negro, el mal rollo psicológico y la tragedia de reminiscencias históricas. Rara avis osada sobre bodas y apariciones, “Demon” cabe perfectamente en el bote del terror como en la comedia de parentela balcánica, y lo bueno es que funciona perfectamente.

 

 

LA HELADA NEGRA

Maximiliano Schonfeld, realizador argentino de descendencia alemana, rodó en 2012 su interesante ópera prima, “Germania”. En ella predominaba una atmósfera rural silente y cándida, muy sugerente. Este segundo título vuelve a la misma Argentina de provincia de Entre Ríos, origen del cineasta, donde hace más de un siglo se aposentó una colonia alemana. “La helada negra” es otra historia mínima con destellos fantásticos sobre la llegada de una misteriosa chica a la comunidad y los extraños sucesos que la acompañan.

 

 

MI PERFECTA HERMANA

De tierras norteñas, después de pasar por multitud de festivales, llega este velado pero potente dramón sobre familia y trastornos alimenticios. La directora sueca Sanna Lenken plantea un film de corte clásico y sólido; de retórica directa y contundente y nunca conformista con el recurso fácil. Por eso, “Mi perfecta hermana” es una película dura: habla a la cara y desde un entorno familiar complejo pero, de tan plausible, fácilmente extrapolable al propio espectador.

 

 

TE PROMETO ANARQUÍA

“Las marimbas del infierno” era un documental musical maravilloso y raro –folk y metal en la ruda Guatemala– que se pudo ver en el segundo Atlántida Film Fest. El recuerdo de ese singular film es razón más que suficiente para esperar con ansia el reencuentro con lo nuevo de su instigador, Julio Hernández Cordón, sobre skate, drogas y homosexualidad más allá del monopolio Larry Clark.

 

 

CHEVALIER

A los iniciados no será necesario presentarles a Athina Rachel Tsangari, y a los no iniciados, basta con decir “Canino”. La directora griega, pariente directa en tics y estilo a Lanthimos –quien de hecho es uno de los secundarios de “Attenberg”– plantea de nuevo una marcianada en forma de sátira sobre la virilidad que huele a canela fina.

 

 

DEAD SLOW AHEAD

Este año el cine catalán tiene una presencia heterogénea y sumamente interesante. Aparte de Isaki Lacuesta e Isa Campo están, entre otras, “El perdut”, de Christophe Farnarier, “Callback”, de Carles Torras, “Oleg y las raras artes”, de Andrés Duque o “Dead Slow Ahead”, de Mauro Herce, sorpresa del último festival de Locarno que se adjudicó el Gran Premio del Jurado, nada menos. Este documental, ópera prima a bordo de un barco pesquero, inspira grandes expectativas gracias a una fotografía y generación atmosférica que se presumen extraordinarias.

 

 

NASTY BABY

Hablar del nuevo cine chileno es hablar, entre otras, de Sebastián Silva. Director de la magnífica “La nana” y de la excéntrica “Magic Magic”, terror psicológico en la Araucanía tan potente como en cierto modo fallido, Silva se estrena dirigiendo, escribiendo y protagonizando en “Nasty Baby”, película sobre una pareja homosexual que quiere tener un hijo a través de su mejor amiga. Sea más o menos del gusto del público, lo cierto es que el director santiaguino ha conseguido siempre, en sus obras, momentos hipnóticos y fascinantes.

Tariq Porter

Tariq Porter Astorga (Barcelona, 1988). Licenciado en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y Master en Ficción en Cine y TV en la URL. Ha criticado cine gozosamente en TuPeli o la Revista Mabuse y sigue haciéndolo en Serra d’Or y Blisstopic. Ha trabajado –aún con gozo– en los festivales chilenos Femcine y Fidocs, y sigue haciéndolo en la Acadèmia del Cinema Català y, como programador, primero en el CCCB y actualmente en el Festival de Cinema de Menorca. Escribe harto y pretencioso y lo intenta también con el guión. A ver qué.