Menu

The Finals Girls

Sitges 2015 Crónica Final

Todos los premios

 

Sandra S. Lopera 

 

Cuando el festival de Sitges cierra sus puertas siempre dos invaden dos sensaciones: la nostalgia de los días que hemos pasado disfrutando del certamen, sobre todo con los amigos, y el tremendo cansancio de nueve días en los que nos hemos parado. Así que, mientras con una mano preparamos ya el sofá y la mantita, con la otra sacamos el portátil para escribir unas últimas líneas sobre la edición de este año.

 

Nos encanta ver que el palmarés ha incluido dos premios a una de nuestras pelis favoritas de este año, “The Final Girls”, una propuesta fresca, divertida y muy cómplice con los fans del género que se ha llevado el Premio especial del jurado y el Premio al mejor guión. Pero la ganadora del Premio a la mejor película de la sección oficial fue para “The Invitation”, de Karyn Kusama, donde una comida entre amigos puede convertirse en algo muy siniestro. Si es que la amistad es peligrosa cuando aparece en las pantallas de Sitges, y si no miremos porqué Joel Edgerton ha conseguido ser el mejor actor del festival gracias a su papel en “The Gift”, donde el reencuentro entre dos viejos compañeros de instituto es el inicio de una venganza que llevaba años gestándose. Advertidos quedais los que aceptáis a vuestros antiguos compis de clase en el Facebook.

 

El premio a la mejor actriz ha sido para la jovencísima Pili Grogne por la fantástica comedia “Le tout nouveau testament”, en la que da vida a la hija de Dios que resulta que no está en los cielos sino que vive en Bruselas. Uno de los títulos más divertidos que se han podido ver en Sitges y que ha recibido el Méliès d’Argent a la mejor película europea. Aunque también nos ha conquistado la estética ochentera a lo Mad Max juvenil de la entretenida “Turbo Kid”, film que ha conseguido el Premio a la mejor música y el Premi Jurat Carnet Jove a la Mejor película.

 

Mucho se habló de ella durante el festival, así que era de esperar que “I Am a Hero” no se fuera a casa de vacío. Este se ha llevado el Gran premio del público de la sección oficial.

 

Bone Tomahawk

 

Craig Zahler ha sido considerado el mejor director de este año gracias a “Bone Tomahawk”, un sorprendente western protagonizado por Kurt Russell y Sean Young que ha conseguido también el Premio Jose Luis Guarner, mientras que el premio al mejor director novel ha sido para Stephen Fingleton por “The Survivalist”, un thriller ambientado en una solitaria granja a la que llegan dos mujeres en busca de comida en plena hambruna. Una visita que el granjero que vive allí aislado verá como una amenaza.

 

Dentro de la sección Oficial Fantàstic Òrbita han destacado títulos como la cañera “SPL2: A Time for Consequences”, un thriller con buenas secuencias de artes marciales, Premio a la mejor película, y “Slow West”, un atípico western protagonizado por Michael Fassbender que le ha valido el premio a la mejor dirección para John Maclean.

 

Miss Hokusai

 

Ha sido un buen año para la animación, y no habrá sido nada fácil ponerse de acuerdo para elegir un ganador de la Mejor película de Anima’t, galardón que finalmente ha sido para “Miss Hokusai”. Menos reñido quizá habrá sido la votación para la mejor película de la sección Focus Àsia, que finalmente ha recaído en “Veteran”, de Ryoo Seung-wan.

 

El director Antonio Trashorras ha conseguido el Premio a la mejor película Noves Visions Plus con su último trabajo, “Anabel”, un thriller que ha dividido opiniones y que se centra en dos jóvenes que aceptan como compañero de piso a un misterioso hombre.

 

Finalmente, cabe destacar el Premio mejor película de Noves Visions One para “Anomalisa”, fascinante propuesta escrita y codirigida por Charlie Kaufman y rodada en animación stop-motion.

 

Sitges cierra esta edición con un notable aumento de espectadores, aunque lo cierto es que la programación ha sido más irregular que otros años. No han faltado verdaderos caramelos visuales como “Macbeth”, locuras tan divertidas como “Cooties”, con Elijah Wood luchando contra zombis infantiles, o la malrrollera y contundente “Green Room”, tan sólida como impactante. Sin olvidar films tan cómplices con el espectador como “The Final Girls”. Vamos, que nos lo hemos pasado en grande dejándonos salpicar por la sangre y dando gracias por no tener una casita en medio del campo donde pasar un finde rodeados de psicópatas, fantasmas o zombis. Ahora toca descansar y dejar la mochila con el kit de supervivencia festivalera bien guardado hasta el año que viene. ¡Nos vemos en Sitges 2016!.

 

Sandra S. Lopera

Sandra S. Lopera (Barcelona, 1981) es periodista y crítica de cine. Actualmente colabora en diferentes publicaciones y webs como Tomacine o Dioses y monstruos. Fue directora de la sección de cine de la Guía del Ocio de Barcelona y ha escrito en medios como el diario Avui, Go Magazine o la revista Scifiworld. El primer recuerdo que tiene de su infancia es estar en el cine viendo "E.T.". Vio pasar una bici por delante de la luna y fue amor a primera vista. Desde entonces ha sido una apasionada del cine.