Menu

Sitges 2015 Crónica Vol. 1

Un largo y fantástico fin de semana

 

Sandra S. Lopera y Albert Fernández

 

Hay unas zombies victorianas que aterrorizan por sorpresa a los más despistados en la cola de entrada a las proyecciones del Auditori. Hay fotografías, selfies y charlas animadas alrededor del Casino Prado, y todo tipo de camisetas freakies pululando afuera del Retiro, mientras los bares y las calles y los paseos y las playas se van llenando y llenando de mentes ávidas de lo fantástico. Estamos en Sitges, y la otredad es lo que gobierna el ambiente. Ya hemos visto algo de eso, y empezamos a contártelo. Mira detrás tuyo de vez en cuando, no te vayas a llevar un susto.

 

 

ABSOLUTELY ANYTHING (REINO UNIDO / ESTADOS UNIDOS, 2015)

Terry Jones 

 

La huella del humor de los Monty Python está más que presente en esta comedia dirigida por uno de sus miembros, Terry Jones. Sin ser ni mucho menos un film redondo, nos encontramos ante un guión que como cortometraje habría sido brillante, pero que no acaba de funcionar como largo. Esos poderes ilimitados con los que Simon Pegg intenta mejorar su vida, y la acaba liando más, da buenos gags como el del perro hablando (con voz del desaparecido Robin Williams), pero no consigue unir los aciertos en un conjunto sólido. Dejando a un lado ciertos sketches ocurrentes, esta comedia acaba resultando un entretenimiento ligero al que le falta el toque incisivo que nos esperábamos de un miembro de los Monty Python. Sandra S. Lopera

 

 

THE GIFT (AUSTRALIA / ESTADOS UNIDOS, 2015)

Joel Edgerton

 

Hay films a los que les salva un solo gesto de brillantez formal o de constatación de talento. En el caso de la película de Joel Edgerton, ese rasgo de inspiración genuina sería el saber dar un giro devastador a la emoción universal que acompaña el acto de abrir un regalo. En "The gift", ese momento de expectación feliz se da la vuelta por completo, para convertirse en unos instantes de tensión destroza-nervios, y resultados aterradores. Por suerte, la película no se queda en ese acertado artefacto de suspense, sino que sabe edificar con orden y tempos adecuados una trama de estática creciente, donde una pareja acomodada recibe las visitas y los desconcertantes obsequios de un viejo compañero de instituto, que por afable y generoso que se muestre, no puede dejar una atmósfera más turbadora con su presencia. La manera en que el director desenvuelve lo que subyace dentro de cada personaje, y los reveses con connotaciones personales y sociales que impulsan el devenir del film, lo convierten en una de las gratas sorpresas de esta edición del festival. Albert Fernández

  

 

MARTYRS (ESTADOS UNIDOS, 2015)

The Goetz Brothers

 

Este remake de la polémica película francesa no escatima en litros de sangre y escenas no aptas para estómagos sensibles, aunque, en ciertos aspectos, mantiene las distancias respecto a su original siendo menos angustiosa y encarnizada que su antecesora. Eso no impide que esta versión brinde grandes sustos gracias a un montaje acertado y unos actores entregados, y no se doblega ante los convencionalismos que podrían traicionar el espíritu aterrador con el que el film francés sacudió al espectador. Menos explícita pero igual de impactante, "Martyrs" acaba por ganarse el respeto tanto del fan del nuevo terror francés como del aficionado al género. Sandra S. Lopera

 

 

BASKIN (TURQUIA, 2015)

Can Evrenol

 

Al principio de esta película, vemos a un grupo de desaliñados policías turcos en un bar de mala muerte, hablando de Arda Turan, el Barça y algunos equipos de segunda división española, mientras completan una quiniela de nuestra liga. Ver a unos turcos haciendo chanzas sobre el Zaragoza o el Albacete hace gracia, y, ...bueno, eso pasa en el minuto 3, y es todo lo que me gustó de "Baskin". A partir de aquí, esos policías mierdecillas se adentran en una casa de los horrores, apariciones sangrientas por el bosque y accidente de coche en el río mediante, y protagonizan un descenso a los infiernos donde se mezclan ilusiones de pesadilla y destripamientos por parte de una secta que no sabemos de qué va ni qué pretende más allá de torturar a sus víctimas y hablar entre susurros de saliva y manchar la pantalla de sangre y vísceras. La verdadera tortura es soportar una peli tan salpicada y obvia a estas alturas de la función, más aún a las 10 de la mañana y en la, ehemm, dislocante comodidad del Retiro. Albert Fernández

 

 

THE FACE OF AN ANGEL (REINO UNIDO / ITALIA / ESPAÑA, 2014)

Michael Winterbottom

 

Decepcionante trabajo con el que el director Michael Winterbottom pretende denunciar tanto el periodismo sensacionalista, que encontró un filón en un caso de asesinato que conmocionó a la sociedad americana, como la torpe investigación llevada a cabo para saber si los dos acusados eran realmente culpables. Un drama con momentos más alucinados que certeros, aburrido y que apenas rasca la superficie de un tema que podría haber dado una historia increíble. Realmente, el guión se pierde en la supuesta investigación que lleva a cabo un realizador, que quiere hacer una película sobre el caso, y su propio descenso a los infiernos durante el proceso creativo. Sandra S. Lopera

 

 

THE INVITATION (ESTADOS UNIDOS, 2015)

Karyn Kusama

 

Esta es una de las típicas películas de Sitges donde la gente se lo pasa bomba y aplaude en los momentos justos, porque están acertadamente marcados sobre la pantalla. Aunque tal vez desmerezca un poco el conjunto el hecho que el grupo de protagonistas de este film esté formado por chicos y chicas hipsters y atracativos, con perfiles de personajes más que obvios al plano y medio, y que alberguen un ratio de razas, looks y orientaciones sexuales propios de un anuncio de Benetton, lo cierto es que la película de Karyn Kusama sabe aguantar más que bien su nudo de tensión y paranoia desde el principio hasta su fabuloso final. Una fiesta en una casa apartada y lujosa de un barrio pijo en las montañas de Los Angeles. Amigos que hacía tiempo que no se veían, porque algo del pasado rompió su relación y los separó. En concreto, rompió una relación, la de Will, el prota guapo y hipster (vale, ¿y paranoico?), y Eden, su estupenda y extrañamente sonriente y esplendorosa ex-mujer y, mmm, ex-madre del hijo que una vez tuvieron juntos. Algo raro está pasando, pero todo el mundo sonríe mientras se descorchan las botellas del vino más caro que te puedes echar a la copa. Tú y yo sabemos que eso va a acabar mal. O bien. Albert Fernández

  

 

KNOCK KNOCK (ESTADOS UNIDOS, 2015)

Eli Roth

 

Hay dos tipos de reacciones ante el nuevo film de Eli Roth. Si se entra en su juego gamberro y pasado de vueltas, "Knock Knock" se puede disfrutar como una travesura cargada de mala baba. Pero si se mira como película de terror, la obra puede resultar un despropósito. Dejando a un lado el gusto de este director por la hemoglobina y los desmembramientos, esta vez Roth entra en una dinámica diferente, con Keanu Reeves sufriendo a manos de dos jovencitas que harán que se arrepienta de haber tenido un desliz. Con momentos de verdadero terror, y breves fugas al humor negro, este thriller sufre severos altibajos aunque nos quedamos con momentazos como la justificación del protagonista con la frase de Free Pizza. Tomada como una broma, la película puede resultar una comedia salvaje y oscura, pero su complejo de thriller terrorífico acabará por perjudicarla. Sandra S. Lopera

 

 

LA PRÓXIMA VEZ APUNTARÉ AL CORAZÓN (FRANCIA, 2014)

Cédric Anger

 

Soberbio film en sus formas, desarrollo y fondo, el de Cédric Anger. Su mirada sobre el caso real de un asesino en serie que aterrorizó una región rural de Francia durante los años setenta, y que resultó ser uno de los gendarmes más respetables y modélicos del cuerpo de policía (que nadie se asuste, esto no es un spoiler, el film no juega al misterio) se desarrolla con aproximaciones metronómicas al ritmo y la composición de cada secuencia, con el grado justo de austeridad y desafectación para darle al cuerpo del film un latido imponente. El angustiante y sobrio cromatismo nublado de cada estampa, y la sensacional interpretación que despliega Guillaume Canet, ayudan a incrementar aún más los logros de este thriller psicológico galo. En su íntima exploración de la oscuridad humana, nos posamos sobre los hombros del criminal, respiramos su aliento, y atravesamos con nuestras retinas los rincones más desviados en la mirada de un ser humano tan insano y desconcertante como para convertirse en un psicópata con problemas de sexo y penitencia, capaz de bascular entre los dos lados de la ley y ser perfectamente consciente en todo momento de lo que está haciendo cuando asesina a cada una de sus víctimas, y forma parte del equipo que investiga el homicidio a continuación. Albert Fernández

Comentarios
Albert Fernández

En el desorden de los años, Albert Fernández ha escrito renglones torcidos en publicaciones como Mondo Sonoro, Guía del Ocio o Go Mag, tiempo en el que ha tenido oportunidad de ir de tapas con Frank Black o escuchar a Patrick Wolf bostezar por teléfono. Además, ha sido jefe de redacción de las secciones culturales de H Magazine, y ha aportado imaginación tras los micrófonos de Onda Cero, Cadena Ser y Scanner FM, donde facturó la sitcom musical de creación propia “2 Rooms”. Aunque sabe que no hay lugar mejor que aquel de donde viene, a Albert no le hubiera importado nacer en Gotham City o en el planeta Dagobah. Con tendencia a la hipérbole y a la imaginación desatada, Albert sigue buscando el acorde que dé la vuelta a sus días.

Lee lo útimo de Albert clicando aquí

albert@blisstopic.com