Menu

iorigins

Sitges 2014 Crónica Vol. 03

La experimentación visual y la sencillez salen refrendadas en el Festival, con "I Origins" como gran triunfadora

 

Sandra S. Lopera , Tariq Porter y Albert Fernández

 

Sonaba como una de las favoritas desde su primera proyección, y es que “I Origins” (Mike Cahill, EEUU) ha sido sin duda uno de los descubrimientos del festival de este año y merecía llevarse el Premio a la mejor película. 

 

baba

 

También “The Babadook” (Jennifer Kent, Australia) figuraba en todas las quinielas, un extraordinario film de terror australiano que ha conseguido un premio especial del jurado y el Premio a la mejor actriz para Essie Davis, que ha compartido el premio exaequo con Julianne Moore de “Maps to the Stars” (David Cronenberg, Canadá-Alemania). En el apartado masculino también se ha tenido que repartir el premio entre dos actores: Nathan Phillips por su improvisado héroe en ”These Final Hours” (Zak Hilditch. Australia) y Koji Yakusho, el desesperado padre que busca a su hija en “The World of Kanako” (Tetsuya Nakashima. Japón).

 

Curiosamente, el premio al mejor director ha sido para Jonas Govaerts por “Cub” (Bélgica), un slasher al uso en el que unos campistas son pasto del psicópata que ronda el lugar. 

 

jamie

 

El Premio al Mejor guión ha sido para “The Young Ones” (Jake Paltrow, EEUU), con un futuro apocalíptico en el que escasea el agua, mientras que el galardón a la Mejor fotografía ha ido a parar a “Jamie Marks is Dead” (Carter Smith, EEUU) y los Efectos especiales a la conspiranoica “The Signal” (William Eubank,EEUU).

 

Al parecer, el jurado de este año ha sido más generoso que nunca, no solo porque han hecho doblete en los dos apartados de interpretación, sino porque además han decidido dar menciones especiales a “Spring” (Justin Benson, Aaron Moorhead, EEUU-Italia), la cinta de animación “Pose so” (Sam, España), la comedia vampírica “What We Do in Shadows” (Taika Waititi, Jemaine Clement, Nueva Zelanda-EEUU) y la estilosa ‘A Girl Walks Home Alone in Night’ (Ana Lily Amirpour. EUA)

 

Palmarés muy repartido (y extenso) para un año en el que quizá nos ha faltado algo más de terror a pesar de títulos tan espléndidos como “The Babadook”. Tras diez días durmiendo poco, alimentándonos de café y de bebidas energéticas que prácticamente nos hemos inyectado en vena para aguantar el intenso ritmo de una cargadísima programación (con unas trescientas películas), despedimos el Festival de Sitges con la sensación de que este año ha predominado el género fantástico anclado en la realidad y las producciones que se han arriesgado a experimentar con la narración audiovisual sin recurrir a presupuestos elevados. Siempre hay algo nuevo por descubrir en este festival. Y ahora toca descansar para librarnos de esta cara que se nos ha quedado a medio camino entre zombi y vampiro después de tantas horas en las salas de cine. Pero, como siempre, ha sido un placer. ¡Nos vemos el año que viene! Sandra S. Lopera

 

dios

 

A poco de despedirnos de esta edición de Sitges, de alto nivel a pesar de los problemas técnicos y de programación, podíamos ver aún algunos títulos inéditos de la Sección Oficial entre los que había cierta expectación. Uno de ellos, incluido además dentro de la sección de cine de género latinoamericano Blood Window, era “Dios local”, del director uruguayo Gustavo Hernández. En 2010 pudimos ver en Sitges “La casa muda”, su ópera prima, que jugaba con un falso plano secuencia para contar un oscurísimo relato de terror que a pesar de no ser redondo sí que dejó muy buen sabor de boca. Quizás por eso “Dios local”, con un planteamiento ciertamente atractivo –un grupo de música que se aísla en una cueva remota para grabar unos temas que hablan de sus tormentos personales–, se presentaba como una de las posibles sorpresas del festival. Lo nuevo de Hernández, sin embargo, padece de lo mismo que “La casa muda”, y es que tiene un arranque tan portentoso como avasallador que incapacita al resto de metraje de mantenerse con la misma tensión e intensidad. Tiene quizás un problema de tempos pero no así de formas: un potente uso de la imagen, otra vez muy oscura, y del sonido, nostálgico a la vez que lúgubre, la hacen una notable cinta de terror, osada y por momentos aterradora. Tariq Porter

 

 

tribe

 

El último día de festival, ya con prematura melancolía, se remató con unos cuantos títulos maravillosos entre los que destacó una joya que venía circulando por algunos importantes festivales hasta Sitges. “The Tribe”, del debutante realizador ucraniano Miroslav Slaboshpitsky, es un film que habla de la vida de varios chicos y chicas en un internado para sordomudos del país europeo. Destacan en su realización dos potentes aspectos que la hacen única: por un lado, está rodada en forma de precisos y extensos planos secuencia que siguen a sus protagonistas por los desolados paisajes en los que transcurre la acción. Por el otro, no hay en sus dos horas y cuarto ni un solo diálogo, ni un solo subtítulo, sólo lenguaje de signos. Una imagen y sonido desnudos son los únicos argumentos para desentramar una desasosegante historia que nos hace rememorar grandes films como “4 meses, 3 semanas, 2 días” (Cristian Mungiu, Rumanía-Bélgica, 2007). Tariq Porter

 

relatos

 

En el Festival de Sitges al personal le gusta aplaudir. Tanto da que sea la promo de turno, a King Kong tirando al fondo de la Platja de Sant Sebastià a los aviones en la icónica carátula del certamen, o el último nombre de los títulos de crédito. Eso sí, cuando el público se dedica a batir palmas con fruición en cada momento álgido de la película en proyección, entonces es cuando hablamos de momentos cinematográficos verdaderamente excitantes. "Relatos salvajes" merece todas y cada una de las ovaciones que se llevó en el Auditori la noche del viernes. El film de Damián Szifron despega desde su primer minuto a un universo de historias brutales e hilarantes, y deja a su paso un reguero de mordacidad, cinismo negrísimo y diversión sin enhebrada realmente sublimes. Sus seis historias llegan cargadas de tremendas interpretaciones del star-system argentino, pero, ante todo, conquistan carcajadas y alaridos de satisfacción desde las butacas gracias a su brillante hilación narrativa, la formidable apuesta formal de la película, con aciertos visuales que refuerzan el pulso de lo que se cuenta, y, claro está, por la acidez que se destila de cada uno de estos relatos, donde quedan más que representados la mezquindad del ser humano, los asuntos más peliagudos de la doble moral, o la desazón del individuo frente al armazón de la sociedad y sus instituciones criminales, desde el asiento de pasajeros de un avión, hasta el depósitos de coches confiscados por la grua, pasando por una carretera sin apenas concurrencia o un restaurante perdido de la mano de Dios. 

 

Menos aplausos mereció "La French", pese a que el film del francés Cédric Jimenez llegaba precedido de una estela de imbatibilidad debido a sus premisa y sus memorables fuentes de inspiración. El adentramiento del film en los entresijos de La French Connection, el entramado de narcotráfico que introdujo la heroína en EEUU durante los años 60 y 70, desde Turquía, y pasando por Francia, rinde tanta pleitesía a films dedicados al asunto, que se pierde en un sinfín de clichés de género, que van desde la delineación de los personajes a los derroteros argumentales o las soluciones estilísticas. Jimenez tira de todos los resortes habituales del thriller de mafiosos, tejiendo su tela episódica tras los pasos de Pierre Michel, un juez de delincuencia organizada que orbita entre Marsella y New York, en perpetua búsqueda de su némesis absoluta, el capo napolitano Gaetan Zampa. En su pretensión de densidad narrativa, el film avanza pesado y previsible, por mucha Nancy Sinatra a todo volumen que se nos sirva para llamar la atención entre acto y acto, y, pese a que nada en la factura de "La French" rechina delatoramente, la sensación desde el principio es que estamos viendo algo que ya hemos visto mil veces. Y que Frankenheimer solo hay uno, claro. Albert Fernández

 

bury

 

La visita de Joe Dante ha dado para mucho en el festival. Ha recogido un premio honorífico, ha ayudado a Gizmo a soplar las velas en el pase matinal que se hizo el sábado para celebrar su treinta aniversario y, además, el director ha presentado su última película, “Burying the Ex” como clausura de la edición de este año. Billete de avión bien aprovechado. Su último trabajo se trata de una comedia zombi con pinceladas románticas, cuyo bajo presupuesto no está reñido con unos efectos y un maquillaje resultones. Cuando pierde a su novia, el prota decide darle una oportunidad a su relación con otra chica… hasta que su ex regresa de entre los muertos. Quizá el estreno de “Memorias de un zombi adolescente” y títulos semejantes han hecho que nos estemos acostumbrando a historias similares, aunque debemos reconocer que Dante aporta su toque especial, haciendo que lo cotidiano se convierta en una inagotable fuente de problemas y, por efecto inmediato, de humor. No se trata ni mucho menos de su film más redondo (recomendamos redescubrir películas anteriores de su filmografía como “Matinée”), pero sí un entretenimiento simpático con guiños incluso a la comedia adolescente ochentera. Sandra S. Lopera

 

 

PALMARÉS SITGES FILM FESTIVAL 2014 

 

Sección Oficial Fantàstic Sitges 47

Premio a la mejor película: I ORIGINS, de Mike Cahill. 

Premio especial del jurat: THE BABADOOK, de Jennifer Kent.

Premio a la mejor dirección (patrocinado por Gas Natural Fenosa): CUB, de Jonas Govaerts.

 

Premio al mejor actor (patrocinat por Autolica – Mercedes Benz):  

Nathan Phillips por THESE FINAL HOURS, de Zak Hilditch.

Koji Yakusho por THE WORLD OF KANAKO, de Tetsuya Nakashima.

Premio a la mejor actriz: 

Essie Davis por THE BABADOOK, de Jennifer Kent.

Julianne Moore por MAPS TO THE STARS, de David Cronenberg. 

Premio al mejor guión: YOUNG ONES, de Jake Paltrow.

Premio a la mejor fotografía: JAMIE MARKS IS DEAD, de Carter Smith.

Premio a los mejores efectos especiales: THE SIGNAL, de William Eubank.

Premio al mejor cortometraje (patrocinado por Fotogramas): OSCAR DESAFINADO, de Mikel Alvariño.

 

Mención especial: 

POS ESO, de Sam. 

WHAT WE DO IN THE SHADOWS, de Taika Waititi y Jemaine Clement.

A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.

SPRING, de Justin Benson y Aaron Moorhead. 

 

Gran Premio del Públic (patrocinado por El Periódico de Catalunya) (Sección Oficial Fantàstic en Competició)

Premio a la mejor película (otorgado por votación popular de los espectadors del Festival): WHAT WE DO IN THE SHADOWS, de Taika Waititi y Jemaine Clement. 

 

Premios Sección Oficial Fantàstic Òrbita

Premio a la mejor película: HYENA, de Gerard Johnson.

Premio al mejor director: COLD IN JULY, de Jim Mickle.

Mención especial: ’71, de Yann Demange.

 

Premios Sección Oficial Fantàstic Panorama

Premio al mejor largometraje: THE TREATMENT, de Hans Herbots.

Mención especial: CREEP, de Patrick Brice.

 

Premios Méliès d’Argent 

Premio al mejor largometrajee: GOODNIGHT MOMMY, de Veronika Franz y Severin Fiala.

Premio al mejor cortometraje: AUTUMM HARVEST, de Fredrik S. Hana. 

 

Premios de la Crítica

Premio José Luis Guarner a la mejor película: RÉALITE, de Quentin Dupieux.

Mención Especial de la crítica: GOODNIGHT MOMMY, de Veronika Franz y Severin Fiala.

 

Premios Citizen Kane

Premio al mejor director novel: A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.

Mención especial: WHEN ANIMALS DREAM, de Jonas Alexander.

 

Premios Noves Visions

Premio a la mejor película de ficción: HAN GONG-JU, de Lee Su-jin.

Premio a la mejor película de no ficción: NON-FICTION DIARY, de Jung Yoon-suk.

Mención especial: THE DUKE OF BURGUNDY, de Peter Strickland.

 

Premios Focus Àsia 

Premio a la mejor película: MAD SAD BAD, de Han Ji-seung, Kim Tae-yong y Ryoo Seung-wan.

Mención especial: HWAYI: A MONSTER BOY, de Jang Joon-hwan.

 

Premios Anima’t 

Premio al mejor llargmetratge de animació: THE SATELLITE GIRL AND MILK COW, de Chang Hyung-yun.

Premi al millor curtmetratge d’animación: PINEAPPLE CALAMARI, de Kasia Nalewajka. 

Mención especial: DINNER FOR FEW, de Nassos Vakalis.

 

Premio Brigadoon Paul Naschy

Premio al mejor cortometraje fantástico presentado en esta sección: LINE UP, de Àlex Julià.

 

Premios Jurado Carnet Jove

Premio a la mejor película de Sección Oficial Fantàstic Sitges 47: 

A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.

CUB, de Jonas Govaerts.

Premio a la mejor película de la sección Midnight X-Treme: THE HOUSES OCTOBER BUILT, de Bobby Roe.

Premio Emergentes: AMOR ETERNO, de Marçal Forés.

Premio Experimenta: THE TRIBE, de Myroslav Slaboshpytskiy.

 

Premis Phonetastic Sitges Mobile Film Festival

Premio al mejor cortometraje: SECTOR ZERO 4, de Alfonso García López.

Premio del públic: INTRUSOS, de Iván Mourin.

 

Premio Blood Window 

THE STRANGER, de Guillermo Amoedo.

 

Premis SGAE Nova Autoria 

Premio a la mejor realitzación: Víctor Alonso Berbal, por PUÑO Y METAL, de la Universitat Pompeu Fabra.

Premio al mejor guión: Joaquim Barceló por DINOSAURIOS, de Joaquim Barceló y Amanda Gómez, de la Universitat Ramon-Llull-Blanquerna Comunicació.

Premio para la mejor música original: Alain Gómez Reglá y Luis Daniel González por PILATO, PILATO, de Roberto Russo, de la Escola de Cinema Bande à part.

 

Premi Sitges Cine365 Film 

Gerardo Herrero y Carles Torrens.

 

cartellsitges2014

 

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com

 

Más en esta categoría: « Sitges 2014, sábado 11 La saga [REC] »