Menu

01SP

Sin palabras

Exposición de Roger Olmos en Madrid

 

Esther B Vigil

Imágenes cortesía del artista

 

Hasta el 30 de agosto en la librería Panta Rhei de Madrid el artista Roger Olmos expone los originales de su trabajo más personal hasta ahora: “Sin Palabras”.El libro ha sido publicado en España por la Fundación FAADA y en Italia por Logos Edizioni. Todos los beneficios de su venta en España se destinarán al trabajo de la protección de los animales de FAADA.

 

El proyecto ha sido apoyado por la primatóloga y Mensajera de la Paz de la ONU Jane Goodall así como por el Premio Nobel de Literatura J.M. Coetzee que ha dicho del mismo: “En todo el mundo hay un creciente sentimiento de inquietud con respecto a cómo los humanos explotamos y maltratamos a los otros seres vivos. De forma realmente admirable, Sin palabras nos anima a mirar a nuestros prójimos con ojos nuevos”.

 

02SP

 

¿Tenemos derecho a hacer lo que queramos con otros animales con los que compartimos el Planeta? ¿Qué nos dirían si pudieran expresarse con palabras? Con este libro, Roger Olmos da voz a quienes no la tienen simplemente por pertenecer a otra especie.

 

Parece ser que el proyecto surgió a partir del documental “Earthlings”, narrado por el actor y activista de los derechos de los animales Joaquin Phoenix. Dicho documental expone y denuncia la crueldad con la que los humanos explotamos y utilizamos a los animales. Antes de acabar de ver el documental, Roger Olmos se había hecho vegano. En “Sin palabras, aborda las formas de uso y explotación de otros animales.

 

03SP

 

04SP

 

Podríamos decir que “Sin palabras” es también consecuencia de la evolución ética del artista: “El libro se divide en varias partes. En la primera, hay tres ilustraciones sobre mí en mi vida anterior, cuando solía comer carne. Tres imágenes y tres zooms donde al ir alejándonos, podemos ver la situación global. En la segunda parte, uso la misma técnica para explorar otras áreas de la explotación animal en los cosméticos y el entretenimiento. Usé esto para mostrar como sólo vemos la superficie; no miramos a ver qué hay debajo. En la tercera parte del libro, hablo con la gente. Trato de poner a los humanos dentro de la piel de otro animal, para conseguir que se imaginen cómo sería su vida si vivieran en esas condiciones. Trato de hacerles ver como matar a un cerdo es lo mismo que matar a un ser humano. El dolor y el sufrimiento son exactamente los mismos para ambos”.

 

Las imágenes que suele utilizar el activismo en defensa de los animales suelen ser descarnadas y violentas. No engañan, pero esta crudeza suele generar un rechazo directo y en muchos casos lo que consiguen es alejarnos más de la realidad. Consciente de esto, Roger Olmos no nos muestra imágenes crudas, al contrario, nos presenta una atmósfera poética con imágenes que reflejan esta realidad pero, como comenta el artista, “sin tocar el hueso del asunto”. Estas imágenes han sido concebidas para “dejar que el cerebro del lector termine el posible desenlace de la situación.” Y atención siempre a los detalles, hablan más de lo que pueda parecer: “En el libro no hablo de salud ni de lo que se tiene o se debe hacer. Tampoco aparece la palabra veganismo o vegetarianismo en ningún momento”. “He evitado esas palabras. Estoy tratando de hablar con personas que no tienen nada que ver con el veganismo. De hablar con la gente que tiene nociones preconcebidas de veganismo como algo que tiene que ver con los hippies, paz y amor, connotaciones de algún tipo de secta o algo religioso. He tratado de no poner ningún tipo de etiqueta en el libro. La excepción es el número 269, que es un símbolo sólo conocido por unos pocos”.

 

05SP

 

Pero no nos equivoquemos, como él mismo comenta, en ningún momento Olmos nos dice qué tenemos o qué debemos hacer si no que nos da el espacio para la reflexión. Su objetivo es sensibilizarnos y conseguir que ampliemos nuestra perspectiva, que dejemos a un lado ese espacio irreal en el que nos sentimos cómodos y lleguemos a ser críticos con la explotación y la utilización de los animales en el mundo de la moda, la industria alimenticia o el entretenimiento. En el libro, sin embargo, no se ha llegado a abordar otros temas tan importantes como la caza, las especies exóticas, las tiendas de animales o las corridas de toros: “He elegido campos más sencillos con los que creo que puedo dirigirme mejor a los lectores no-veganos. Son quizás los temas más obvios, pero no más importantes que otras formas de explotación. Los guardaré para el futuro. ¿Quizás para otro libro?”.

 

 “Sin palabras” nos invita a que reconsideremos nuestras elecciones y a que conozcamos, respetemos y protejamos a nuestros compañeros de viaje.

 

Con motivo de la presentación y promoción del libro se ha realizado un booktrailer cuyo tema “Hope is gone” de Moby ha sido adaptado por él mismo. Actualmente la venta del libro en España se realiza básicamente vía online. Mas información en la web Sinpalabras.

 

Comentarios
Esther B. Vigil

Esther B Vigil fue fiel durante toda su adolescencia a The Smiths aunque hiciera años que se habían disuelto y que su entorno "estudia-hostil" insistiera en que se hiciera fan de Take That. Tras esa etapa de ardua resistencia estudió Bellas Artes en la UB donde empezó a serle infiel a “This charming man” con R.E.M. y algún que otro grupo ¿indie?. Comenzó su andadura como ilustradora freelance para TPH Club de TV2 y desde entonces ha trabajado para editoriales como Penguin Random House, Edelvives, La Galera o Zahorí de Ideas. Un día le picó la curiosidad de ver cómo era por dentro una editorial y pasó varios años trabajando entre los departamentos de marketing y de prensa de Random House Mondadori. Tras varias ferias del libro, presentaciones y quedadas con blogueros durante su paso por la editorial, ha decidido volver a las entrevistas y a las exposiciones entre boceto y boceto mientras escucha “The Queen is Dead”.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « BDMIX Como Pedro por mi Casa »